Una mujer, excombatiente de la guerra del Chaco, celebra sus 100 años

SAN MIGUEL, Misiones. A los 19 años, Justiniana Martínez se disfrazó de hombre para combatir en la guerra del Chaco. Hoy celebró 100 años de una vida cargada de coraje y heroísmo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/OGE2NO73YVBXBNWEMD6ZYVZNEE.jpg

La historia de doña Justiniana, nacida el 1 de diciembre de 1913, está cargada de emoción, heroísmo, arrojo, valentía y coraje.

A los 12 años, Justiniana contrajo matrimonio con el reservista Juan de la Cruz Mencia, quien había sido llamado para combatir en la Guerra del Chaco. Sin querer separarse del hombre, se rasuró la cabeza y se presentó como soldado en el cuartel de San Juan Bautista, Misiones.

Así empezó el relató de Justiniana, quien pese a los 100 años mantiene la lucidez y el recuerdo de las hazañas en el campo de batalla.

PUBLICIDAD

De San Juan Bautista marcharon a Coronel Bogado, comentó. De ahí el contingente subió en el tren hasta Campo Grande, Asunción y luego directo al Chaco a defender la heredad nacional.

“No quiso dejar solo a su marido, se rapó la cabeza y fue como varón al Chaco, donde peleó como soldado en el campo de batalla”, relató su hijo Juan Bautista Mereles.

Justiniana no recordó el nombre de varón que adoptó para engañar a los superiores y así acompañar a su esposo, pero si recordó que ayudaba a su marido con la ametralladora durante las batallas.

En el frente, el soldado Mencia fue alcanzado por las balas y cayó muy cerca de su joven mujer. Intentó rescatarlo, pero al dar vuelta su cuerpo encontró que su abdomen estaba destrozado con los intestinos afuera por lo que falleció casi al intante.

En guaraní dijo que quedó muy impresionada y enferma. Le llevaron al hospital, pero cuando se recuperó volvió al campo de batalla.

Al terminar la guerra en 1935 regresó a San Miguel y siendo joven aún se volvió a casar con Eligio Mereles, con quien tuvo dos hijos, Juan Bautista y Lucila Mereles. También tiene 10 nietos y siete bisnietos.

Justiniana Viuda de Mereles es conocida como una ex combatiente de la guerra del Chaco. En San Miguel ejerció el oficio de partera empírica y ayudó a dar a luz a más de 80 por ciento de las mujeres sanmiguelinas, según relataron sus hijos y su nieta María de Jesús Mereles.

Con motivo de cumplir 100 años la comunidad y sus familiares le ofrecieron una fiesta en el Polideportivo de San Miguel, Misiones, donde doña Justiniana bailó al son de una bandita folclórica, demostrando alegría y mucho ánimo.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD