Unas 25 casas siguen bajo agua en barrio San Rafael

CIUDAD DEL ESTE. Las aguas del río Acaraymí, afluente del río Paraná, siguen desbordadas y afectan a los moradores del barrio San Rafael. Un leve descenso de los niveles de los cauces hídricos hizo que hoy las casas anegadas lleguen a 25.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/XENPN6FCMVH23HV3D6RMQU6ZAY.jpg

No obstante advierten que en los próximos días podrían volver a subir a 50 las viviendas afectadas. Por esta razón, Deolinda Vallejos, asesora de Responsabilidad Social de Itaipú, pidió a los damnificados que sigan refugiados en albergues más altos.

Los niveles del río Paraná, debido a las intensas lluvias que se registran en la región, hicieron que desde hace más de 20 días, el río Acaraymi se desbordara, afectando a las familias que viven en las zonas bajas del barrio San Rafael. En principio fueron 70 las casas que debieron ser desalojadas, pero luego esta cantidad se redujo a 50. Este viernes ya eran sólo 25 viviendas inundadas, pero la alerta permanece.

El sector bajo del barrio se cortó en dos debido a la crecida del río, que tomó la arteria principal. Por esta razón, la única manera que tienen muchos pobladores es atravesar la zona en bote. El servicio cuesta Gs.2.000 y hay quienes lo utilizan más de dos veces al día, para ir a trabajar, estudiar, visitar familiares, etcétera.

Elsa López, moradora de esa comunidad hace 47 años, se quejó de que las instituciones públicas no den una solución definitiva a esta situación, que se repite al menos una vez por año. “Que venga Sandra (Mc Leod de Zacarías), que fue reelecta intendenta con los votos del barrio. Que dé la cara y que venga con la gente de Itaipú y busquen una salida. Nosotros estamos cansados de mudarnos y mudarnos. Queremos un barrio lindo, en una zona alta, con lindas casas, así como Yacyretá construyó en su sector”, protestó.

La asesora de Responsabilidad Social de Itaipú, Deolinda Vallejos, explicó que unas 50 familias que permanecen fuera de sus casas debido a la crecida de las aguas. “Al inicio hubo un operativo mudanza y les ayudamos a trasladar sus cosas. Y la Municipalidad proveyó cestas básicas y atención médica. Estas personas se están quedando en casas de familiares. Y les pedimos que no retornen aún, porque todavía puede aumentar el nivel del río”, puntualizó.

Además del apoyo a quienes abandonaron sus hogares, en los últimos días se realizaron fumigaciones y limpieza de las aguas y sus alrededores, indicó Vallejos.

El boletín hidrológico de Itaipú Binacional, emitido este viernes, especificaba que los niveles del río Paraná estaban oscilando los 113 metros en la estación Puente de la Amistad y que por ello seguían afectadas unas 25 viviendas en San Rafael. Para este sábado se esperaba que la cota se encuentre entre los 112,50 y 113,50 metros, dependiendo de las lluvias que se den en la región.