Objeción de conciencia "dentro del cuartel"

El ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, afirmó este lunes que es partidario de una reforma del Servicio Militar Obligatorio (SMO), pero aclaró que la objeción de conciencia debe llevarse a cabo dentro de los cuarteles.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/6ZNUCD5CZRCFVOLX2KRF37MJTM.jpg

Preguntado acerca de cómo se haría la objeción de conciencia dentro de los cuarteles, el ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, explicó que las Fuerzas Armadas cumplen varios roles, como asistencia a la gente en caso de catástrofes naturales, tales como inundaciones.

“Yo no veo razón para que una persona que plantea la objeción de conciencia no pueda asistir a otro paraguayo que se encuentra en una situación límite como una catástrofe natural. Si alguien tiene objeción de conciencia, yo no le entrego un arma de fuego; podemos estar todos de acuerdo con eso”, dijo.

Preguntado sobre por qué utilizaron a tantos policías frente a la casa de Javier Zacarías Irún, durante un escrache en Ciudad del Este, el pasado 30 de agosto, el ministro contestó: “Fue mucho menos de lo que pidió la Fiscalía, que eran como 60 (efectivos). Allí se estableció una barrera para que no se enfrenten los grupos. No es cierto que se le esté custodiando a Zacarías Irún, aunque la misión de la Policía, por ley, es custodiar a las autoridades, y para nosotros un parlamentario es una autoridad, mientras funja como tal”.

PUBLICIDAD

Añadió que él entiende “perfectamente” la indignación de la gente (contra la familia Zacarías), que tiene derecho a manifestarse, lo cual se respetó. “Pero ustedes se dieron cuenta de que cuando se cedió un poco, en cuanto a la presencia policial, aparecieron personas heridas entre los manifestantes, y la Policía no puede permitir esos hechos violentos”, enfatizó.

Según las crónicas de ese día, frente a la casa de Zacarías Irún hubo 79 efectivos policiales. 

Agregó que si hechos violentos obligan a aumentar la dotación policial, “pues se va aumentar. Tenemos que impedir la violencia, sea en frente de la casa de Zacarías Irún, o en la salida de un partido de fútbol entre dos hinchadas. La gente tiene derecho a manifestarse, pero nadie tiene el derecho de agredir a nadie, y nosotros lo tenemos que impedir”, subrayó.

 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD