Ya regresan a sus casas

Con el retroceso de las aguas del arroyo Acaraymí, afluente del río Paraná varios afectados por la inundación empezaron a regresar a sus viviendas. La primera tarea fue de limpieza, ya que una gran cantidad de basura fue arrastrada con la crecida.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/ZSBJUIPWNRGFTNHILD3IKY7XPQ.jpg

Además de la molesta humedad y la suciedad, con el descenso de las aguas también se puede notar que gran cantidad de casas fueron destruidas, siendo las mayores perjudicadas aquellas personas que viven a orillas del arroyo.

Según algunos pobladores, varias casas fueron prácticamente arrastradas por la fuerza del agua la semana pasada cuando se inició la repentina crecida del río, tras la apertura de las compuertas de la represa de Itaipú. Los afectados piden a las autoridades que se les de asistencia necesaria, como la reconstrucción de sus viviendas.

Regina Duarte, una de las damnificadas, relató que es insoportable el olor desagradable y la humedad que quedó en el lugar. “Ahora lo que vamos hacer es intentar sacar toda la basura que quedó en nuestra casa, además hay mucha humedad y un olor muy insoportable porque varios baños también fueron inundados. Estamos limpiando intensamente y luego tenemos que esperar que la humedad se reduzca porque si nos mudamos en ese estado corremos el riesgo de enfermarnos”, refirió.

Dijo además que lo que necesitan es que los funcionarios de la Municipalidad vayan a recolectar los residuos que los pobladores están sacando de sus casas, porque la mayoría está arrojando en la calle.

Según el informe hidrológico de la Itaipú Binacional, no existen perspectivas de lluvia con impacto significativo para esta semana por lo que se espera un descenso progresivo del Río Paraná.

En la estación hidrométrica de Puente de la Amistad, registró una cota de 109,02 metros a las 12:00 horas de hoy. En esta zona el nivel del mencionado cauce había alcanzado más de 124 metros.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05