ZI se sigue escondiendo

Por segunda vez, el senador cartista Javier Zacarías Irún se ausentó a la sesión “por motivos particulares”, sin especificarlos. El reglamento de la Cámara Alta establece que si un legislador falta en más de tres sesiones consecutivas debe pedir permiso.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/QBEQCHFPNZCJ5NGTPCMMLBBXLM.jpg

Precisamente en tiempos tormentosos en que los ojos del país están puestos en él, pendientes de su eventual desafuero por las denuncias de corrupción que pesan en su contra, el senador cartista Javier Zacarías Irún no asoma ni las narices en su curul de la Cámara Alta desde hace dos sesiones.

El jueves anterior, presentó una nota avisando que se ausentaría “por motivos particulares”, sin aclararlos, y esta vez hizo lo mismo.

El reglamento del Senado dice claramente que si un legislador se ausenta en más de tres sesiones consecutivas o cinco alternadas, será necesario el permiso del Senado, que lo concederá o no, con goce de dieta o sin él.

PUBLICIDAD

Además, el artículo 31 del reglamento establece que si el parlamentario sobrepasare el tiempo de permiso que le fue concedido y sigue faltando sin causa justificada, perderá el derecho a su dieta correspondiente al tiempo que sobrepasó o a las sesiones a las que hubiere faltado.

Curiosamente, ayer, miércoles, Zacarías fue visto en los pasillos del Senado. Apareció para participar de la reunión de la Comisión de Asuntos Constitucionales, pues debían tratar el ascenso de militares. Ni bien terminó la actividad, huyó por la puerta trasera, evitando a toda costa las cámaras y los micrófonos.

El senador tampoco se tomó el tiempo de avisar de su ausencia con antelación, sino que todo indica que recordó a última hora que debía pedir permiso, pues su nota ingresó como adicional, es decir, entre los documentos que se remiten a último momento. Todo, claro, para salvarse de eventuales sanciones.

Recordemos que Javier Zacarías Irún, su esposa Sandra McLeod y otros fueron imputados por la Fiscalía y se pidió la prisión del legislador por “instigación”, en el caso de millonarios pagos conocido como “Frontera”, que involucra a varios medios y periodistas.

El legislador y su esposa, entre otros involucrados, están acusados de un presunto daño patrimonial de G. 2.174 millones a la Municipalidad de Ciudad del Este.

El senador Zacarías Irún utilizó presupuesto de la Municipalidad para “publicidad” y sobornos solapados a medios de comunicación y concejales. Con dinero de los contribuyentes se pagaron las campañas publicitarias del senador, de su esposa, de su hermano Justo Zacarías Irún, familiares de éste, del excandidato a presidente Santiago Peña y del excandidato a gobernador Elio Cabral, esposo de la actual intendenta Perla Rodríguez de Cabral.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD