Planta de uranio en Formosa

Luego de dos años de atraso en la conclusión de la planta de extracción de uranio en Formosa, Argentina, el gobierno de ese país ha terminado por asignar el dinero que hace falta para culminar la polémica obra que producirá combustible para las centrales nucleares argentinas erigidas en otros puntos. Esta obra en cuestión está asentada a unos 20 kilómetros de nuestro país y las localidades más cercanas son Alberdi y Pilar.

Para quienes tenemos una mirada somera sobre estas cuestiones, a la palabra uranio la relacionamos directamente con desastres como las fugas de Chernobyl y Fukushima. Pero sobre esta planta de producción de dióxido de uranio sabemos muy poco. En ese aspecto, hay que reconocer que si algo bueno hizo el gobierno de Horacio Cartes (2013-2918) fue haber pedido informaciones sobre la futura planta asentada en un terreno de casi 600 hectáreas a su par de la Argentina. Sin embargo, no es mucho lo que podemos saber más que lo que se publica en los medios argentinos sobre el tema. Según la literatura especializada, el mineral en cuestión es el combustible más utilizado en las centrales nucleares. Aunque hay que insistir que lo que se erige en Formosa no es un reactor nuclear en sí, el procesamiento del dióxido de uranio también representa un grave riesgo en caso de producirse un accidente y fuga del mismo.

No tardaría mucho en llegarnos y eventualmente sufrir sus devastadoras consecuencias. La ciencia también dice que el uranio es un metal común que se encuentra en las rocas de todo el mundo. En el año 2011, varias empresas habían manifestado su interés en el uranio de Paraguay en la zona del Guairá, sin embargo, prestaron más atención al oro cuya explotación ha generado otro tipo de desastres de magnitudes nucleares en la política paraguaya, pero ese es otro tema.

Lo concreto en este caso es que por ser Paraguay un país limítrofe y al estar expuesto a un peligro latente como un desastre nuclear, el servicio de Relaciones Exteriores debería poner el ojo en el asunto. Ya que es sabido que puestos a negociar los representantes de nuestro país terminan por $eder de alguna u otra manera a los intereses de los países vecinos, los cuales se benefician de la particular $ed de verdes, so pena de dejar en total vulnerabilidad a toda la población.

Sin alarmismo y sobre todo con total honestidad de que no existen demasiados especialistas en el tema, las autoridades deberían interesarse y sobre todo buscar la forma de evacuar todas las dudas al respecto y salvaguardar la integridad de sus pobladores y el resguardo del medioambiente.

mescurra@abc.com.py

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD