Que la marea llegue

La condena carcelaria al ex hombre fuerte de la política y manipulador de la justicia, Óscar González Daher, renueva algo de esperanza que de ahora en adelante se produzca un efecto dominó y empiecen a caer los cientos de “OGD” que tenemos en el Paraguay.

Ciertamente pocos serán los que amasan tanta fortuna como él, y no hablamos en ese sentido, sino en términos del aprovechamiento del poder a beneficio propio y de los amigos, dentro de la proporción que cada zona del país les permita.

Si bien la torta grande se reparte en su mayor proporción en la capital del país, en el interior llegan también jugosas migajas del Estado que, conjugado con el poder político, el sometimiento de la justicia, la caradurez y envalentonamiento, propios de delincuente con poder político, terminan engendrando perfectos especímenes muy similares a los poderosos de Asunción.

Y en ese sentido Salto del Guairá, la capital de Canindeyú, es uno de los territorios más fértiles. Con una Municipalidad que recibe millones de dólares del Estado cada año, se convierte en una actualísima incubadora de bandidos de guantes blancos que terminan actuando tal cual como ha venido haciendo OGD.

En primer lugar, alquilan la justicia y se consiguen un buen padrino (un monje negro capitalino) para que puedan cometer sus fechorías sin más quebranto que usar cierto porcentaje de lo robado a la gente para alquilar jueces y fiscales y seguir amasando poder y fortuna.

En Canindeyú existen varios intendentes procesados, entre ellos el exintendente de Puente Kyjhá Ariel Araujo (ANR) y otros. En su momento también fue procesado el exgobernador Alfonso Noria (ANR). Este incluso fue investigado por la una Comisión Bicameral de Investigaciones del Congreso, pero todo terminó en la nada.

Actualmente, Salto del Guairá tiene al exintendente (Carlos César Haitter, exPDP) con el mayor monto de presunto desfalco denunciado por la Contraloría General de la República a nivel nacional: G. 30.000 millones, malversado presuntamente en apenas un año (2016). Llamativamente la investigación está congelada hace tiempo por la Fiscalía. Tiene además un proceso pendiente de finiquito en segunda instancia también por presunta corrupción en su primer gobierno.

Por todos estos casos, es de esperar que con la caída de OGD, la Justicia eche su mirada también hacia el interior y cace por lo menos a algunos de los corruptillos y los lleven para ir a jugar ajedrez junto a algún pez gordo capitalino en alguna cárcel del país, donde deberían estar todos los políticos ladrones.

rduarte@abc.com.py

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.