Fagocitar el voto

Dice el diccionario de la Real Academia que “fagocitar” significa “…alimentarse de algo por…Captura de partículas… que realizan ciertas células con fines alimenticios…” y, por asociación de ideas … “absorber (subsumir, incorporar)”.

Cuando, en las elecciones generales de 2018, se pidió a los electores liberales votar por Edgar Ortiz, por Hugo Capurro o por Zulma Gómez para arrebatar el poder a la Asociación Nacional Republicana (ANR, partido Colorado) o, en caso de no triunfar, para controlar al gobierno colorado, como finalmente ocurrió, se mintió y se engañó a dichos electores liberales.

Ellos fueron a votar por una alternativa al partido Colorado pero Ortiz, Capurro y Gómez, y muchos otros, solamente sirvieron para absorber, subsumir, incorporar esos votos para beneficio del principal capo colorado, Horacio Cartes.

Mediante Ortiz, Capurro y Gómez, y todos los demás, Cartes fagocitó literalmente los votos de decenas de miles de liberales que creyeron votar por la alternativa a los colorados cuando en realidad les estaban entregando muchos más espacios de poder de los que y tiene la ANR.

No me crean a mí. A mí no tienen por qué creerme. Vean el historial de votaciones de Ortiz, Capurro y Gómez: Es cien por ciento alineada a las ordenes de Cartes. Sin margen de error, ni una sola vez en todos los años que llevan en el Congreso votaron contra los intereses de Cartes.

Esto es exactamente lo que el principal capo colorado está impulsando para las próximas elecciones municipales del 10 de octubre, incentivando en el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) candidaturas semejantes en todo a las de Ortiz, Capurro y Gómez, con las que fagocitará decenas de miles de votos liberales engañando a votantes que creyendo votar por alternativas al partido Colorado, votarán en realidad por alineados a su principal capo.

Para fagocitar el voto liberal y, en realidad para fagocitar todo el enorme voto castigo que merece el partido Colorado por los dieciséis mil paraguayos muertos por su corrupta gestión de la pandemia, por la dictadura sanitaria que dejó sin trabajo a cuatrocientos mil compatriotas, por la impunidad de sus capos, por la inseguridad, para fagocitar ese voto castigo estos candidatos “liberales” sostienen los siguientes sofismas:

Sostienen que no pueden enfrascarse en un discurso anticartista, como si el país y sus ciudades no se cayeran a pedazos por causa del partido Colorado; dicen que las necesidades de la gente pasan por otro lado (y no por los baches generados por contratistas de la ANR, ni por transportistas afines a Cartes, ni por la destrucción de plazas por parte de la seccional 14 de la ANR, ni por la inseguridad, ni por los pésimos servicios generados por el prebendarismo colorado); afirman que no pueden embanderarnos con una campaña que sea negativa (llaman negativo a acusar por sus fallas a los colorados); aseguran que tienen que ser propositivos como si se pudiera proponer algo negando el desastre colorado; enfatizan que la gente supuestamente está cansada de las peleas y los ataques, cuando lo cierto es que está harta del bandidaje colorado.

Votar en las municipales por candidatos “liberales” que hagan discursos como lo señalado en el párrafo anterior es lo mismo que votar por Ortiz, Capurro y Gómez…es votar por darle más poder a Horacio Cartes.

evp@abc.com.py