Humillación

Un grupo de 9 funcionarios públicos que trabajaban en el Instituto de Previsión Social, en Puerto Casado, denunciaron que fueron despedidos por orden del gobernador del Alto Paraguay, José Domingo Adorno (ANR), por el solo hecho de no apoyar sus planes políticos. El polémico jefe departamental pretende que su esposa Silvana Fretes sea su sucesora como gobernadora de este departamento chaqueño.

El político niega rotundamente estas acusaciones, sin embargo las personas que están accediendo a los cargos de los funcionarios cesados proceden a alzar en las redes sociales loas de agradecimientos, tanto para el gobernador, como para su pareja. Delata que efectivamente Adorno está detrás de todas estas descontrataciones del personal afectado.

Esta es una vieja práctica de políticos escombros, que creíamos ya había desaparecido, sin embargo con estas pruebas vemos que continúa tan latente como en años anteriores y tenebrosos, lo que hace que denigre y humille a las personas como ser los funcionarios públicos, quienes deben agachar las cabezas ante estos dictadores que se creen dueños de las instituciones públicas, sobre todo en una área tan sensible como es la salud.

La humillación no es solo para los funcionarios despedidos, sino también para aquellos que logran acceder a los puestos de esta manera muy poca ética, ya que siempre dependerán del oportunismo político y no de sus propias capacidades profesionales.

Ya en una oportunidad apareció por este departamento el recordado exdiputado José Chamorro, quien se creía dueño de la región, o como muchos de sus detractores lo calificaban, el cacique de la zona.

Ahora de nuevo se avizora otro negro panorama político, con el “clan de los Adornos”, integrado por José Adorno (gobernador), su hermano Hilario Adorno, intendente de Casado; su sobrino Silverio Adorno, jefe comunal de Carmelo Peralta y ahora está la intención de candidatar a su esposa Silvana Fretes como gobernadora.

Los funcionarios públicos deben responder a los interés del pueblo que le paga el salario, y no a los políticos de turno. Los directivos del IPS deben tomar cartas en el asunto y reponer de manera inmediata a los cesados en sus puestos de trabajo.

calmiron@abc.com.py

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.