Llueve sobre mojado

La lluvia de la última semana causó serios problemas e incluso tragedias en diversos puntos del país. Dejó como saldo la muerte de tres personas, incluyendo una niña de dos años, además de millonarias pérdidas, destrozos y miles de familias inundadas.

Considerando que pasaron varios meses de sequía, la copiosa lluvia debió ser un motivo de celebración, pero se convirtió en luto y sufrimiento para cientos de compatriotas.

Lejos de ser un fenómeno ocasional, los raudales y las inundaciones se convirtieron en un problema común en cada lluvia. Basta con unos minutos de caída de agua para que todo el país esté en vilo, entre raudales, inundaciones, cortes de energía eléctrica y tragedias.

En Alto Paraná, los problemas de raudales no solo afectan a las zonas bajas y barrios periféricos, sino también a transitadas avenidas de Ciudad del Este y alrededores. Incluso varios tramos de las rutas PY02 y PY07 se convierten en enormes lagos, cada vez que llueve, apeligrando la vida de los automovilistas y motociclistas.

A juzgar por la falta de acción, ni siquiera el hecho de que afecta a instituciones educativas como el caso del Centro Regional de Educación, en plena zona céntrica y la escuela San Dionisio del barrio Che La Reina, ha sido relevante para que las autoridades tomen cartas en el asunto.

Ambas instituciones de Ciudad del Este tienen gran cantidad de alumnos quienes se ven afectados en cada lluvia, la primera porque su acceso se convierte en un enorme lago y la segunda quedó totalmente inundada y con clases suspendidas.

Desentenderse de estos problemas es dejar a merced del peligro constante a miles de niños y adolescentes que acuden a estas instituciones.

Estas tragedias y destrozos a causa de la lluvia son el resultado de años de desidia y malas decisiones de las autoridades. Enormes obras como los viaductos de Ciudad del Este son construidos sin evaluar el impacto de la falta de desagüe adecuado, dejando bajo agua a los barrios cercanos.

Es inadmisible que una zona de alta riqueza y millonarios recursos no puedan dar solución a problemas tan serios que siguen cobrando la vida de la ciudadanía.

Pasaron varias administraciones de municipalidades y de la Gobernación del Alto Paraná y la falta de desagüe pluvial sigue siendo una gran deuda para con la comunidad. Mientras tanto, sigue lloviendo sobre mojado y la ciudadanía sigue pagando con sus vida y con sus bienes la indolencia de las autoridades.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.