"Varón y hembra los creó"

Cuando nadie lo esperaba, la Congregación del Vaticano para la Educación Católica acaba de publicar el documento "Varón y hembra los creó", en donde alienta a que la educación de los niños respete las "tendencias afectivas" y se eviten discriminaciones.

Recordemos que se encuentra muy vigente la polémica en torno a lo que se conoce como “educación desde la perspectiva de género” que algunas asociaciones locales pretendieron imponer pero que el MEC ya rechazó en dos oportunidades.

Esta iniciativa fue propuesta, a nivel mundial, por la Unesco con el fin de promover la igualdad de los sexos en la educación, en lo que respecta al acceso y los rendimientos académicos, además de la investigación y apoyo al desarrollo de directrices y políticas públicas.

La educación en equidad de género es un conjunto de ideas, creencias y valores sociales en relación a la diferencia sexual, el género, la igualdad y la justicia en lo relativo a los comportamientos, las funciones, las oportunidades, la valoración y las relaciones entre hombres y mujeres.

PUBLICIDAD

En nuestro medio, la polémica se encendió cuando, como parte de dicha propuesta, se quería introducir la educación sexual en las escuelas primarias, con la afirmación de que la identidad sexual es una construcción cultural y que, en consecuencia, los niños debían tener conocimiento de que existen diversas opciones en cuanto al género sexual de las personas.

El nuevo documento del Vaticano reafirma la posición de la Iglesia Católica que rechaza la ideología de género porque la misma “niega la diferencia y la reciprocidad natural de hombre y de mujer". El material de la Santa Sede recuerda el pasaje bíblico de la creación de la humanidad y que Dios "varón y hembra los creó"; por tanto, solo hay dos sexos.

La creciente expansión de la ideología de género se explica en un mundo pluricultural y abierto a las más diversas concepciones de la vida y de la naturaleza del ser humano, en donde la familia tradicional ha ido perdiendo su valor social y comunitario.

El documento eclesial insta a “una educación de niños y jóvenes que respete a cada persona en su particular y diferente condición, de modo que nadie, debido a sus condiciones personales (discapacidad, origen, religión, tendencias afectivas, etc.) pueda convertirse en objeto de acoso, violencia, insultos y discriminación injusta".

En este contexto, la congregación vaticana alienta a los centros educativos católicos a llevar adelante proyectos de formación que tengan "la necesidad, compartida y apreciable, de luchar contra cualquier expresión de injusta discriminación".

Asimismo, la Iglesia Católica reivindica el importante e insustituible rol que ocupan las mujeres en los más diversos ámbitos de la actividad humana, un reconocimiento que deja en deuda a muchas sociedades contemporáneas.

Esta ratificación católica en cuanto a la educación con perspectiva de género no acabará con la polémica pero, tal vez, en aquellos ámbitos en donde predominan el raciocinio y mentes abiertas al progreso de la humanidad, se pueda retomar el diálogo en la búsqueda de consenso sobre este delicado y espinoso tema.

ilde@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD