Uber, una opción que puede resultar útil para los usuarios de taxis

Viajar tranquilo, pagar el monto exacto, saber datos del conductor y recibir la factura de pago son beneficios que promete la aplicación Uber. En los últimos días, ha estado en debate el uso del software y los taxistas ya lo tienen como enemigo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/EP4WPX7PORGW7BWCX6GLK6D5AA.jpg

Uber es una empresa internacional que facilita el transporte privado y, a través de un software, conecta a los pasajeros con los conductores de los vehículos registrados en la app. La marca se encuentra en proceso de trámite en nuestro país y los del monopolio amarillo están en contra de este avance tecnológico.

La plataforma digital promete ofrecer varios beneficios, como la entrega del comprobante al final del viaje, un traslado rápido y tranquilo, saber los datos del conductor y si el mismo tiene en regla los documentos del vehículo. Además, podés hacer uso del servicio las 24 horas, pulsando un botón desde tu smartphone, sin esperar tanto tiempo, pues Uber no tarda en llegar al recibir tu localización.

Uber también dice que, para mejor seguridad, tenés la opción de compartir tus viajes con algunos de tus amigos o familiares para que estén al tanto de vos. Para mayor facilidad, el pago lo podés realizar con tarjeta de crédito, pero si no contás con una, abonás en efectivo.

PUBLICIDAD

“Rechazar la aplicación Uber” es la postura que mantiene el "enjambre amarillo", pues considera que la empresa no satisface algunos requisitos y la pregunta es: ¿Los taxistas cumplen con todas las condiciones necesarias para funcionar?

La mayoría de las paradas de taxis están ubicadas sobre la acera, un lugar de dominio público, y nadie objeta nada al respecto. Asimismo, los taxistas ni siquiera pagan las tasas ni las patentes a la Municipalidad por el espacio que ocupan sus vehículos en las calles; aparte, ofrecen un pésimo traslado a un costo elevado y no expiden facturas por sus servicios.

Muchos conductores de los vehículos amarillos no tienen el taxímetro y algunos choferes cobran teniendo en cuenta la cara del cliente. Con Uber, la ruta que te llevará a tu destino, está totalmente planificada; vas a abonar el monto que corresponde, sin importar el tiempo que te demores, y un recibo llegará a tu correo al finalizar el traslado.

Muchas personas miran a Uber como si fuera una amenaza; sin embargo, la aplicación tal vez se convierta en un progreso y sirva para el bienestar de los ciudadanos. Uber forma parte de un gran impacto en la sociedad y es por eso que las autoridades correspondientes deben aceptar que el software tiene que empezar a funcionar.

Necesitamos una forma sencilla y rápida para trasladarnos de un lugar a otro; no podemos rechazar algo que quizás hará mucho bien al ciudadano que no tiene vehículo y necesita un transporte.

No sabemos si Uber va a resultar como lo está haciendo en otros países, tampoco no hay nada formal aún, pero si llega, por lo menos, será una opción para los usuarios de taxis. Vos, ¿estás de acuerdo que este avance tecnológico se instale en el país?

Por Mónica Rodríguez (19 años)

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD