Víctimas de acoso cuentan con nueva arma: la denuncia juvenil en redes sociales

Denuncias de hostigamiento en las aulas rompen las cadenas del silencio, a través de las redes sociales. Buscando dar voz a las alumnas que sufren acoso sexual, Cielo López (18) y Luciana Frutos (20) administran la cuenta “Colegios libres de acoso”.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/5MFPK5S7HFGTHEDDRLVUK3E3GY.jpg

“No es necesaria una denuncia formal para reconocer un problema cultural”, dice un posteo de la página “Colegios libres de acoso” en Instagram. Este espacio de denuncias, según indican las administradoras, nació este año gracias a un grupo de WhatsApp conformado por exalumnas del colegio Cristo Rey.

“Creamos un grupo de WhatsApp para debatir acerca de los casos de acoso sexual que fueron denunciados en nuestro excolegio porque todas estábamos muy preocupadas. Cada miembro del chat empezó a contar sus testimonios y surgió la idea de crear una cuenta de Instagram donde las chicas puedan manifestar sus experiencias”, explica Cielo.

“En promedio, recibimos 15 denuncias al día”, relatan las chicas. Del mismo modo, Luciana y Cielo explican que los testimonios llegan de colegios públicos y privados, del interior y de la capital; incluso, mujeres acosadas en universidades y en el ámbito laboral recurren a Colegios Libres de Acoso en busca de guía y contención.

PUBLICIDAD

“No esperábamos que la página reciba tanto apoyo por parte de estudiantes y docentes. Creamos esta cuenta de Instagram sin muchas expectativas, sin embargo, en el primer día tuvimos 1.200 seguidores y nos llegaron más de 70 denuncias”, cuentan las jóvenes.

“Es muy fuerte, luego de escuchar estos testimonios, te quedás con la impotencia de no poder hacer mucho; además, cada vez llegan denuncias mas densas y no podés contestar con un simple´gracias por tu mensaje', pues estas personas necesitan contención”, comenta Cielo. Buscar alguien de confianza para hablar sobre lo ocurrido y, en lo posible, realizar una denuncia formal son los consejos que las chicas dan a las víctimas de acoso que recurren a esta página.

Asimismo, Luciana recuerda que, por un momento, ante tanta frustración, pensó en dejar de administrar la página, ya que una noche antes de dormir recibió unos mensajes de una chica que fue víctima de una violación. “No sabía qué palabras usar para contenerla, sentí que no podía seguir”, expresa la joven.

Por otra parte, las activistas explican que nadie está exento de recibir este tipo de agresión sexual, pues, según manifiestan las exalumnas del colegio Cristo Rey, varias denuncias de muchachos que son acosados en sus colegios llegan a la página de Instagram todos los días. Algunos de los testimonios son de casos recientes; sin embargo, “la mayoría constituye experiencias del pasado que, ahora recién, las víctimas se animan a contar”, dice Luciana.

“Queremos que la gente vea que el acoso sexual no solo ocurre en una 'institución emblemática', como suelen definir al colegio Cristo Rey, sino que este flagelo está en todas partes; sin embargo, muchos de estos casos son normalizados”, argumentan las jóvenes. Por otra parte, las voceras de esta página alientan a todos los jóvenes a “no quedarse callados y exigir, en sus colegios, espacios para debatir acerca de esta problemática”. Recuerden que el silencio nunca es la respuesta adecuada.

Por Agustina Vallena (19 años)

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD