Juan Cruz se perdió en San Telmo y miren lo que pasó

Un niño, Juan Cruz, se perdió en el turístico barrio San Telmo en Buenos Aires, Argentina, ayer en la soleada mañana dominguera, mientras un grupo musical animaba el ambiente, y el público aperitaba en en una plaza muy concurrida. Un hombre cargó en hombros al chico y luego todos, incluida la banda de músicos, se sumaron con onda solidaria a buscar al papá.

Eduardo vení a buscar a Juan Cruz San Telmo Buenos Aires
Un hombre lleva "a caballo" a Juan Cruz, el chico perdido en San Telmo, mientras aplaude para llamar la atención.Captura de video

Enseguida un señor alto montó al niño sobre sus hombros y empezó a movilizar a todos, buscando encontrar al papá de nombre Eduardo.

El público se sumó a la búsqueda y a viva voz con la orquesta estilo jazz se pusieron a cantar y hacer ruido con las palmas, aplaudiendo.

Mientras el nene lloraba el público coreaba: “Eduardo, vení a buscar a Juan Cruz”, estribillo repetido que se escuchaba a varias cuadras a la redonda.

Cuando se acercó el papá del niño la gente no paraba, seguía cantando con alegría, y esta vez porque por fin el pequeño se encontró con su papá, que venía con golosinas en las manos.

Juan Cruz abrazó a su padre

El vídeo que compartió un circunstancial testigo se hizo viral, y el tuit alcanzó miles de “me gusta”, retuits y comentarios. La anécdota fue celebrada por la comunidad que vio pasar el mal rato a un momento feliz cuando por fin el chico abrazó a su padre.

En Argentina, especialmente en las playas, es una práctica arraigada el aplauso colectivo cuando un chico se pierde, de modo que los padres se guíen por ese sonido para ubicar a sus hijos perdidos. Esta vez, el hecho de que la banda musical se sumara y creara un pegadizo estribillo hizo viral el momento.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.