23 de Febrero de 2007 00:00

 

Fundamentación del Área de Desarrollo Personal y Social

El desarrollo evolutivo, cognitivo y socioafectivo de la persona, es decir, su formación integral en todas sus dimensiones por un proceso continuo va adquiriendo las destrezas y valores, logrando convertirse en un ser con pensamiento autónomo, crítico, creativo y divergente con capacidades para tomar decisiones acertadas en las diferentes circunstancias de la vida personal, familiar y social, insertándose al campo laboral con solvencia y capacidad profesional.

Fundamentación del Área de Desarrollo Personal y Social

La educación impartida en las instituciones educativas, además de promover el acceso al conocimiento científico, humanístico, artístico y tecnológico, propiciará la formación de personas que sepan desenvolverse y enfrentarse con éxito a decisiones, fortalecer habilidades y destrezas básicas de desarrollo personal y social que le posibiliten una inserción adecuada a los estudios superiores y, posteriormente, al mundo laboral.

En este contexto, la escuela asume un rol relacionado con aspectos que van más allá de lo meramente intelectual, y se dirige a la internalización de valores, normas, actitudes en los estudiantes, apoyando una formación integral que coadyuve al logro de una vida plena.

El diseño curricular de la Educación Media incorpora estas dimensiones, y los nuevos planteamientos curriculares asumen el desafío a través de la implementación del área de Desarrollo Personal y Social.

La labor educativa en esta área, a través de sus componentes Orientación Educacional y Servicio Social y Productivo en la Comunidad, da énfasis a la búsqueda de la calidad humana, el aprendizaje respecto a qué somos, cómo queremos ser y qué podemos hacer.

Se pretende además, que el/la joven se proyecte a su comunidad local con acciones tendientes al bien común a través de la realización de proyectos de integración y de acción social solidaria.

Esta construcción personal y social es un proceso complejo y gradual, que requiere un largo período de definiciones y de relaciones consigo mismo y con los demás.

Son diversos los argumentos que contribuyen a justificar la necesidad e importancia de abordar el desarrollo personal y social en el ámbito educativo; no solo en forma trasversal, también a través de las áreas académicas y de las actividades específicas de la Orientación Educacional y Sociolaboral y del Servicio Social y Productivo en la comunidad.

Se propone un trabajo sistemático y gradual a través de las vivencias personales y grupales, ayudando al/la estudiante a afianzar su autoestima, crecer y madurar paulatinamente, desarrollar competencias, crear espacios de diálogo, atender intereses, dificultades y necesidades propias de la adolescencia que no son tratadas en forma específica dentro de las áreas académicas.

Las actividades en este campo constituyen, para el adolescente, el ensayo de una convivencia armónica y democrática, un espacio para asumir diferentes roles de responsabilidad y creatividad que le lleve a una integración sana y positiva a su comunidad familiar, escolar y comunal.

Apreciados/as colegas:

Comparto este espacio con ustedes recordando que:
Nuestra condición de educadores nos compromete con la debida responsabilidad y honestidad, a dar una respuesta sincera, humilde y valiente en esta época de grandes crisis económica, social, cuando los valores morales, religiosos y patrióticos se ven abrumados por los valores económicos (el querer o ambicionar las cosas materiales en forma desmedida, sin pensar que tal vez estamos pisoteando la dignidad del semejante, como si todo pudiéramos cargar a cuestas y llevarlos el día en que dejemos esta vida).

Pensemos en los valores que orientan nuestra existencia como docente y persona. ¿Podemos testimoniar ante nuestros alumnos la vivencia de valores? Detengámonos a pensar: ¿Qué filosofía de vida quiero? ¿Qué quiero lograr en el transcurso de mi vida como docente? ¿Tendré la suficiente fortaleza para luchar contra este mundo materialista y despiadado? ¿Qué puedo hacer ante un niño o joven sin familia constituida, con carencia afectiva, si fe en la vida, con mucha desconfianza ante todo lo que le rodea? ¿Estoy formando personas agradecidas, con respeto a su vida, a su semejante, a su familia, a su país? Estas y otras interrogantes cada docente deberíamos plantearnos día a día antes de comenzar la jornada.

A cada instante se presentan ante nosotros circunstancias a veces desgarradoras y entonces necesitamos fe, coraje y perseverancia para cumplir con nuestra denominación de Maestros como el divino Hacedor.

Recordemos siempre que trabajamos con seres humanos, no robots, y cada uno es un ser único, irrepetible y original; que jamás existió ni existirá otro igual.

Como Maestro somos personas importantes, ya que por nuestras manos pasan y pasarán niños, niñas y jóvenes que mañana serán nuestros gobernantes, médicos sacerdotes, o maestros de nuestros hijos, y en cada uno de ellos o ellas va nuestro sello personal y de lo que hoy testimoniamos depende nuestra futura sociedad.

No seamos mezquinos de nuestros conocimientos, apoyémonos unos a otros, y sea esta la generación de personas incansables en cultivarse, a través de todo lo que tengamos a nuestro alcance, pues eso redundará no sólo en beneficio de los educandos sino también del docente seguro de sí mismo y con solvencia profesional.

Cada desafió es motivo de crecimiento: ¡Fuerza y adelante!

ACTIVIDAD: En pequeños grupos, el participante que lo desee se sienta en el centro y cierra sus ojos. Cada miembro del grupo, si lo desea, se acerca al centro y abraza en silencio a su compañero(a) durante un tiempo (Fase de experienciación).

Luego, el participante abre sus ojos y narra su experiencia (Fase de conceptualización).

Finalmente, cada participante escribe un relato o un poema, hace un dibujo en plastilina, arcilla u hoja de papel, cuyo título es “El abrazo” (Fase de Internalización).

DURACIÓN: 40 minutos.

LOGRO OBTENIDO: Afecto.

OBSERVACIONES: La experiencia puede ampliarse, al final al grupo completo. El grupo camina con los ojos cerrados y cada participante va abrazando, en silencio, a quienes contacta.
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar