30 de Mayo de 2008 00:00

| CIENCIAS SOCIALES Y SUS TECNOLOGÍAS

Los valores

La felicidad, el amor, la justicia, la verdad, la honestidad… son valores que los seres humanos anhelamos; pero están los antivalores indeseables, como la maldad, el odio, la injusticia… Distinguimos los unos de los otros gracias a la noción del bien y del mal que poseemos todos y actuamos conforme a los dictados de nuestra conciencia. En esa no indiferencia radica la eticidad de nuestros actos. Conozcamos más acerca de los valores.

Capacidad: Analiza la corriente subjetivista y objetivista de los valores.

La axiología

Existe una ciencia que se ocupa de estudiar los valores en su carácter general tratando de explicar su sentido. Es la axiología o filosofía de los valores. La ética está muy ligada a la disciplina axiológica, porque todas las normas que conforman el mundo moral implican valoraciones que permiten formular el concepto de lo bueno y lo malo.

Los valores son directrices de la conducta humana

La vida humana es activa; el hombre se enfrenta a la realidad para conocerla, transformarla y valorarla como agradable o penosa. En este último aspecto, la importancia de los valores es decisiva, porque son las directrices para la conducta, son los que dan la vida humana, tanto individual como social, su sentido y finalidad.

Juicios de valor y juicios de hecho

Cuando formulamos valoraciones, estamos realizando lo que se llama juicios de valor, los cuales nos indican si un acto realizado concuerda con normas o reglas que nos regulan en la vida social.

Los juicios de valor son diferentes a los juicios de hecho que describen una realidad. Un ejemplo de juicio de valor podría ser: “Martha es honesta”; un juicio de hecho: “Está nevando”. Sólo los juicios de valor pueden tener una implicación moral.

¿Existen los valores?

Los filósofos están de acuerdo en que existen los valores, pero difieren en cuanto al modo de existir; de ahí que se habla de corrientes subjetivistas y objetivistas.

1. La corriente subjetivista

La corriente subjetivista afirma que los valores son el resultado de las reacciones individuales y colectivas. El valor no tiene sentido ni existencia propia sin que exista el sujeto. La valoración real o potencial es un elemento indispensable del valor. Es impensable que algo tenga valor sin referencia a ningún ser humano que lo juzgue.


Argumentos subjetivistas:

- La constitución biológica: Los valores están supeditados a la constitución orgánica de cada persona. Preguntan los subjetivistas: ¿Qué valor estético tendría la pintura para un ciego? O ¿tendría valor estético la música si estuviéramos condenados a una sordera eterna?

- El interés: El subjetivismo sostiene que los valores no existen en sí y por sí, sino que son meras creaciones de la mente: lo que hace a una cosa valiosa es el deseo o el interés individual. El valor de un exquisito manjar no está en él, sino en mi paladar, que lo saborea y le confiere un valor determinado.

- La discrepancia: Las personas no nos ponemos todos de acuerdo en los problemas éticos, estéticos, religiosos o políticos; siempre tenemos conflictos o discrepancias en algún aspecto. Discrepamos sobre la belleza de una pintura, una novela, una película, la eficiencia de un equipo de fútbol, etc. Un ejemplo de discrepancia moral fue la guerra de Vietnam, que según unos fue una guerra justa y moralmente justificada, mientras que otros opinan que una guerra, tenga el motivo que tenga, nunca puede ser justificada.

2. La corriente objetivista

La corriente objetivista es lo opuesto a la subjetivista. Afirma que los valores dependen del objeto y no del sujeto; lo único que hace el sujeto es captar el valor. La valoración es subjetiva, pero ello no implica que el valor sea subjetivo; la percepción es subjetiva, pero no el objeto percibido, que mantiene intactas sus cualidades primarias aun cuando nadie lo perciba. No puede confundirse el objeto con su captación.

Refutación de la discrepancia

Frente al argumento subjetivista de la discrepancia, los objetivistas sostienen que ésta no se refiere a los valores, sino a los bienes. La discrepancia se refiere a la belleza de un cuadro o a la justicia de un acto, que son bienes; no a la belleza o a la justicia en sí, que son valores independientes de todo bien.

Epígrafe: Los valores son perfectos; los bienes, imperfectos. Por ejemplo, que los griegos hayan aceptado la esclavitud es una torpeza de conciencia moral; la ceguera estimativa (subjetiva) les impidió aprehender el valor de la justicia.

Argumentos objetivistas:

- La separación entre valor y realidad: Los valores son independientes de la realidad, son supratemporales, valen aquí y allá, hoy y siempre.

- Los valores son absolutos: Los valores existen en sí y no según la valoración individual.

ACTIVIDADES

I. ¿Por qué la ética está muy ligada a la axiología?

II. Establece la diferencia entre:

- Juicios de valor y juicios de hecho:

- Corriente subjetivista y objetivista de los valores:

III. Cita:

- Los argumentos de la corriente subjetivista:

- Los argumentos de la corriente objetivista:

IV. Completa:

a) Afirmar que el valor de pastel radica en la valoración personal es una posición……………….

b) La honestidad tiene valor en sí mismo y no depende de que alguien lo perciba o no, es una posición……………………….
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar