30 de Agosto de 2010

 

Cómo purificar el agua para beber y cocinar

Es mejor proteger y usar una fuente de agua segura que purificar agua de una fuente contaminada, pero a veces no se dan las condiciones de potabilidad y es entonces cuando debemos recurrir a ciertos métodos para purificar el agua que se ha de beber. El agua de tuberías, tanques y pozos también debe purificarse antes de su consumo si existe la posibilidad de que haya sido contaminada.

Para eliminar los microbios del agua, podemos seguir estos pasos:

1. Dejamos que el agua se asiente por algunas horas y luego la vaciamos en un recipiente limpio; después filtramos usando:

 

 




2. Desinfectamos el agua usando uno de estos métodos:

* Hervir el agua

Hervimos el agua por un minuto; esto mata todos los microbios. Ponemos el agua a hervir a fuego fuerte. Una vez que empiece a hervir, dejamos que hierva por un minuto completo antes de retirar la olla para enfriarla. En zonas montañosas, el agua debe hervir por tres minutos para eliminar los microbios, porque el agua hierve a una temperatura más baja en lo alto de las montañas.

Al hervir, el agua cambia de sabor y tarda mucho en enfriarse, así es que no se puede beber de inmediato. Una vez que el agua hervida se haya enfriado, la cargamos en una botella y agitamos vigorosamente. Esto agrega aire al agua y mejora su sabor.

* Desinfección solar (SODIS)

La desinfección solar es una manera muy efectiva para purificar el agua con tan sólo la luz del sol y una botella. Filtramos y asentamos el agua primero; la volverá más clara, por lo que se desinfectará más rápido. Limpiamos una botella transparente de plástico o vidrio.

Llenamos ¾ partes de la botella con agua y agitamos durante veinte segundos. Esto agregará burbujas de aire al agua. Luego, terminamos de llenar la botella. Las burbujas de aire ayudarán a desinfectar el agua más rápido.

Colocamos la botella en un lugar abierto donde no haya sombra y donde no la puedan alcanzar las personas o los animales, como, por ejemplo, el techo de la casa. Dejamos la botella al sol por lo menos seis horas en un día soleado o dos días si está nublado.

Bebemos directamente de la botella. Esto evitará una posible contaminación por contacto con las manos u otros recipientes.

* Jugo de limón

Si agregamos el jugo de un limón a un litro de agua para beber, se destruirán la mayoría de los microbios del cólera u otro tipo de microbios. Esto no hace al agua completamente potable, pero puede ser mejor que no darle ningún tratamiento. Agregar jugo de limón al agua antes de usar la desinfección solar o el método de las tres vasijas aumenta la efectividad de estos métodos.

Podemos usar un limón por cada litro de agua.

* Cloro

El cloro es barato y fácil de usar para matar la mayoría de los microbios del agua para beber. El problema del cloro es que, si se usa muy poco, no mata los microbios ni hace el agua potable. Si se usa demasiado, el agua tendrá mal sabor y no se querrá beber.

¿Cuánto cloro se debe agregar al agua?

 



Fuente: Agua para vivir, cómo proteger el agua comunitaria.
Fundación Hesperian.

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar