06 de Octubre de 2009

 

Poetas paraguayos

Augusto Roa Bastos

El 13 de junio de 1917 nació uno de los principales exponentes de la literatura paraguaya: Augusto Roa Bastos. Su talento logró trascender las fronteras guaraníes y fue reconocido en todo el mundo.

Su afición a la escritura lo llevó a escribir obras de teatro mientras se desempeñaba como empleado administrativo en un banco. En 1944 comenzó a frecuentar el grupo Vy’a Raity ("El nido de la alegría", en guaraní) junto a Josefina Plá y Hérib Campos Cervera, con quienes logró renovar la poesía y las artes paraguayas.

Gracias a su trabajo en el diario El País de Asunción, pudo viajar a Europa como corresponsal de guerra, y estuvo instalado un año en Inglaterra, donde entrevistó al general Charles de Gaulle. Luego viajó a Francia y, posteriormente, cubrió como periodista el Juicio de Nürenberg.

Más adelante, regresaría a Asunción pero, en 1947, tuvo que abandonar la ciudad ante la represión que el gobierno desató contra los derrotados tras un intento de golpe de Estado. El escritor se estableció en Buenos Aires, donde publicó gran parte de su obra y trabajó en una compañía de seguros.

Sin embargo, en 1976, un nuevo gobierno represor lo obligó a abandonar su lugar de residencia. Roa Bastos dejó Buenos Aires y se instaló en Francia, invitado por la Universidad de Toulouse, donde dictó clases. En 1989, tras el derrocamiento de Alfredo Stroessner, regresó a Paraguay. Cabe destacar que en 1982 había sido privado de la ciudadanía paraguaya y, un año más tarde, se le concedería la española.

La carrera literaria de Roa Bastos abarcó varios frentes. Escribió obras de teatro (La carcajada, La residenta, El niño del rocío, Mientras llegue el día), poemarios (El ruiseñor de la aurora y otros poemas, El naranjal ardiente. Nocturno paraguayo 1947-1949, El génesis de los Apapokuva), artículos periodísticos (reunidos en La Inglaterra que yo vi), cuentos (El trueno entre las hojas, El baldío, Madera quemada, El pollito de fuego, El sonámbulo), novelas (Hijo de hombre, Yo el Supremo, Vigilia del Almirante, El fiscal, Madama Sui) y guiones cinematográficos.

Entre los premios que recibió a lo largo de su trayectoria, se destacan el del British Council (1948), el del Concurso Internacional de Novelas Editorial Losada (1959), el Premio de las Letras Memorial de América Latina (1988), el Premio Cervantes (1989) y el Premio Nacional de Literatura de Paraguay (1991).

Augusto Roa Bastos falleció el 26 de abril de 2005 en Asunción. Dos años más tarde se editó El libro de los libros de Augusto Roa Bastos, una compilación de sus obras.

Elvio Romero

Nació en Yegros, el 12 de diciembre 1926. Se incorporó a la vida literaria de Asunción siendo muy joven y compartió tertulias con Josefina Plá, Hérib Campos Cervera, Óscar Ferreiro, José Antonio Bilbao y otros altos exponentes de las letras paraguayas de entonces.
Ha recibido el elogio y el reconocimiento de numerosos lectores, entre ellos tres ganadores del Premio Nobel de Literatura, como Gabriela Mistral (que afirmaba leerlo "como acostada sobre la tierra"), Miguel Ángel Asturias ("Poesía invadida llamo yo a esta poesía, poesía invadida por la vida, por el juego y el fuego de la vida") y Pablo Neruda ("poesía llena de fuerza y follaje"). El poeta Hamlet Lima Quintana lo señala como uno de los referentes más importantes de nuestra poesía latinoamericana. Josefina Plá dice que al leer la poesía de Elvio Romero "se va a escuchar la voz de un pueblo reclamando su lugar en el coro de la libertad".

Es la voz poética paraguaya más conocida en el mundo hispano hablante. Entre su obra poética, destacamos Días roturados (1947), Resoles áridos (1948-49), Despiertan las fogatas (1950-52), El sol bajo las raíces (1952-55), De cara al corazón (1955), Esta guitarra dura (1960), Un relámpago herido (1963-65), Los innombrables (1959-73), Destierro y atardecer (1962-75), El viejo fuego (1977), Los valles imaginarios (1984), Flechas en un arco tendido (1983-1993), El poeta y sus encrucijadas (1991).

Como prosista, publicó una biografía de Miguel Hernández-Destino y poesía (Ed. Losada, 1958), El poeta y sus circunstancias (Ed. RP, 1991), por el cual se le otorgó el Premio Nacional de Literatura de ese año, y Fabulaciones (Ed. El Lector, 2000).

Domingo M. Rivarola

Nació en Tobatí, en 1931. Poeta e investigador social. En 1987 Alcándara Editora dio a conocer un libro de poemas de D. M. Rivarola titulado Fragmentos (1987), en cuya contratapa se lee que los versos de dicho poemario "exponen el dolorido sentir del autor, con dibujo sencillo, reiterado y penetrante" para agregar seguidamente que esos versos constituyen el "recuento y melodía de una pasión" poética.
 
Renée Ferrer

Poeta paraguaya nacida en Asunción en 1944. Es poeta, narradora y doctora en Historia por la Universidad Nacional de Asunción.

Entre su obra poética, se encuentran los libros: Hay surcos que no se llenan, 1965; Voces sin réplica, 1967; Cascarita de nuez, 1978; Desde el cañadón de la memoria, 1982; Galope, 1983; Campo y cielo, 1985; Peregrino de la eternidad y Sobreviviente, 1985; Nocturnos, 1988; Viaje a destiempo, 1989; De lugares, momentos e implicancias varias, 1990; El acantilado y el mar, 1992, y El resplandor y las sombras, 1996.

Ha sido incluida en numerosas antologías de poesía y narrativa.

Gladys Carmagnola

Gladys Carmagnola es una poeta y docente paraguaya. Es una de las escritoras más conocidas de nuestro país; su obra está dedicada a un público muy amplio, comprendiendo obras para niños y adultos.

Nació en Guarambaré, ciudad del departamento Central, el 2 de enero de 1939, hija de Ramona Herrera Udrízar y Carlos Carmagnola, descendiente de italianos.

Ya en la adolescencia manifestó una inclinación natural hacia la poesía.

Desde muy joven se dedicó a la docencia, desarrollando en forma simultánea su vocación poética.

Es cofundadora y miembro de la Sociedad de Escritores del Paraguay. También tuvo participación en la fundación de la agrupación de Escritoras Paraguayas Asociadas y del Pen Club del Paraguay.

Forma parte de una generación de mujeres paraguayas que, a inicios de la década de los años 1960, dan a conocer su producción literaria, ocupando un espacio muy importante en la literatura paraguaya.

Sus primeros pasos en la producción poética estaban dirigidos hacia el público infantil. De esa época datan sus primeras publicaciones de poesías para niños. Su primera obra, Ojitos negros, fue lanzada en abril de 1965.

A más de sus tantos libros publicados, varios de sus poemas han sido incluidos en antologías y publicaciones literarias, tanto de nuestro país como de otras naciones.
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar