• HOY

    23°
    MIN
    23°
    MAX
     

    nubes rotas

  • Jueves 21

    19°
    MIN
    24°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • Viernes 22

    17°
    MIN
    24°
    MAX
     

    algo de nubes

  • Sábado 23

    16°
    MIN
    21°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • Domingo 24

    15°
    MIN
    23°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • Lunes 25

    14°
    MIN
    25°
    MAX
     

    cielo claro

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.980

    venta
    G. 6.170

  • EURO 

    compra
    G. 6.000

    venta
    G. 7.040

  • PESO 

    compra
    G. 120

    venta
    G. 180

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.500

    venta
    G. 1.620

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

27 de Octubre de 2012 14:48

 

Baumgartner y su “salto a lo desconocido”

Por EFE

VIENA. Felix Baumgartner, el austríaco que el pasado día 14 rompió la barrera del sonido en caída libre, ha recordado hoy desde Salzburgo, su ciudad natal, su “salto a lo desconocido” con que, aseguró, logró que el mundo “contuviera el aliento”.

Felix Baumgartner celebra luego de llegar a tierra tras su salto estratosférico.

Felix Baumgartner celebra luego de llegar a tierra tras su salto estratosférico. / AFP

“Tenía una vista abrumadora”, rememoró en una rueda de prensa al referirse a los instantes previos a su salto desde 39 kilómetros de altura.

“Sabes lo mucho que has logrado. Y entonces tienes que dar el salto. Un salto a lo desconocido”, definió el deportista desde las instalaciones que el patrocinador del proyecto, la empresa de bebidas Red Bull, tiene en Salzburgo, adonde Baumgartner llegó ayer.

El antiguo instructor de paracaidismo del Ejército austríaco insistió hoy en que con su hazaña de hace dos semanas ha terminado su carrera como deportista de alto riesgo.

“He llegado al fin de mi viaje”, dijo el austríaco, de 43 años, que a partir de ahora quiere dedicarse a pilotar helicópteros de rescate, publicar un libro y aceptar la oferta de la ONU de convertirse en embajador extraordinario.

Joe Kittinger, mentor del austríaco y quien ya en 1960 se arrojó al vacío desde 31 kilómetros de altura, recordó las dificultades y riesgos que se vivieron, como cuando la visera del casco se heló durante unos momentos, un problema que, de no haberse solucionado, habría añadido más riesgo al salto.

“Felix tenía el pulso a 160. Creo que el mío iba a 200”, confesó Kittinger sobre esos momentos de tensión.

 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo