Detectan multimillonario faltante de dinero importado al BCP desde Francia

El faltante de una remesa de 12.500 millones de guaraníes, (dos millones y medio de dólares al cambio), distribuidos en billetes de cincuenta mil guaraníes, provenientes de Francia con destino al Banco Central de Paraguay, fue detectado cuando los operarios encontraron que faltaban seis cajas de las 200 que habían sido remitidas.

La denuncia fue formulada en los primeros minutos de hoy por la presidenta del BCP al fiscal general del Estado Rubén Candia Amarilla, quien confirmó la información a nuestro diario esta madrugada.

Tras recibir la denuncia, el titular del Ministerio Público asignó el caso al fiscal de Delitos Económicos Sergio Alegre, así como también a los de la unidad penal Guillermo Zillich y Teresa Flecha, para investigar el hecho.
Los primeros datos de la investigación dan cuenta de que el lote de dinero fue impreso a solicitud del BCP por la firma François-Charles Oberthur Fiduciaire con sede central en París. Esta empresa, de acuerdo a los datos obtenidos en internet, es la tercera imprenta privada de billetes de bancos en el ranking mundial.

Según los reportes preliminares, la carga salió de Francia protegida con una precinta de seguridad, pero al llegar a Montevideo, se detectó que había otras tres precintas y que no estaba la original. Durante el viaje de una semana que llevó desde la capital de Uruguay hasta el puerto de San Antonio de nuestro país, ni la firma impresora ni la encargada de la carga, Automotores y Maquinarias (Automaq), comunicaron el hecho al BCP.

La carga llegó a las 16:30 al referido puerto y dos horas después a la sede del BCP. Tras realizar los trámites burocráticos correspondientes, se inició la tarea de descargar las cajas. Fue en ese momento cuando se detectó que de 200 cajas que habían sido enviadas a nuestro país, seis estaban faltando.

De inmediato se realizó un nuevo conteo, que confirmó la sospecha. A las 23:45, la presidenta del BCP, a quien se le comunicó la información, denunció el hecho al fiscal general.

Posteriormente, Candia Amarilla, acompañado de tres fiscales, se acercó hasta la sede del BCP para interiorizarse de lo ocurrido. También llegaron hasta el lugar el procurador general de la República Nelson Mora y funcionarios de la Contraloría General de la República.

También se hizo presente en el lugar Jorge Pecci, hijo de Antonio Luis Pecci, propietario de la firma Automotores y Maquinarias (Automaq).
En reunión de prensa, confirmaron la información e inclusive Pecci reconoció que la carga fue violentada en Montevideo y que no hay responsabilidad alguna del BCP.

Previamente, Candia Amarilla informó a nuestro diario que el monto faltante es de G. 12 mil millones y adelantó también que no había responsabilidad del BCP. La intervención del Ministerio Público se basa en el Código Penal, en el capítulo atentado contra la economía nacional, con lo cual los fiscales dejan en claro que tienen como víctima a la matriz bancaria.
Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05