El Estado dejó de ejecutar US$ 3.000 millones en 2020, dice titular de Hacienda

Óscar Llamosas, ministro de Hacienda, informó este miércoles que en 2020 el Estado no ejecutó unos US$ 3.000 millones de lo inicialmente previsto. De ese total, se dejó de percibir US$ 400 millones en concepto de diversos impuestos. La autoridad dijo que el Gobierno tomó las medidas necesarias para hacer más austeros los gastos.

Óscar Llamosas, ministro de Hacienda.
Óscar Llamosas, ministro de Hacienda.Silvio Rojas Falcón, ABC Color

Llamosas conversó este miércoles con ABC consultado esencialmente sobre la premisa de si el Estado ahorró dinero en pasajes, viáticos, hotelería y horas extra en las diferentes dependencias tras la llegada de la pandemia y, en consecuencia, con la restricción de desplazamiento especialmente hacia el exterior.

El ministro de Hacienda respondió que cuando comenzó la pandemia ya se tomaron medidas para hacer más austeros los gastos y se recortaron los presupuestos para este tipo de desembolsos que eran frecuentes anteriormente. Si bien no dio una cifra que pueda considerarse un “ahorro”, dijo que en total no se ejecutaron unos US$ 3.000 millones de todo el Presupuesto General de Gastos de 2020.

Tema relacionado: Hacienda prepara su plan financiero para controlar la ejecución del gasto

“Dejamos de ejecutar unos US$ 3.000 millones del Presupuesto. El Presupuesto del año pasado estaba en torno a los US$ 15.500 millones y se ejecutó US$ 12.000 millones. No hubo recursos y existen cuestiones administrativas (que impidieron la ejecución total)”, detalló Llamosas.

De ese total, se dejó de recibir —y, en consecuencia, de ejecutar— US$ 400 millones de recaudación de impuestos.

“Ya establecimos que íbamos a tener menores previsiones (…) y esas previsiones no se ejecutaron. Hubo US$ 400 millones menos de impuestos de lo que previmos en el Presupuesto. El hecho de que el Presupuesto no se haya ejecutado no es que el dinero esté en una cuenta bancaria (…) Ese dinero no existe”, explicó.

Llamosas recordó además los recortes de salarios a los funcionarios públicos de acuerdo a sus ingresos entre abril y junio del año pasado e indicó que ese dinero sirvió para gestionar los albergues en que los compatriotas que llegaban al país hacían cuarentena. “Hubo prohibición de pago de bonificación familiar. Sí hubo descuento al salario de funcionarios públicos en abril, mayo y junio”, precisó.

Lo que no se recortó en el año pandémico fue el subsidio a los transportistas, que recibieron G. 30.000 millones. Para este año se prevé que reciban G. 34.000 millones dependiendo de cuántos pasajeros haya en el circuito de transporte público cada mes.

Ver más: El presupuesto prevé 25% más de recursos para el pago de la deuda

“El Gobierno también destinó recursos para destinar a las personas en general. Allí se destinaron más de US$ 150 millones enfocándonos en trabajadores de frontera. Ahora se piensa desde el Congreso en un subsidio a los comerciantes (…) Ese documento, esa ley es muy genérica, dice ‘vendedores y comerciantes’. No estamos en contra de la ley, pero ese dinero (US$ 10 millones que se prevé en la nueva ley del Congreso) es insuficiente”, dijo Llamosas.

El ministro finalizó indicando que si se quiere ayudar a los comerciantes de frontera con una nueva inyección de ingresos se necesitan al menos US$ 60 millones.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD