¿Qué son y cómo se forman las olas de calor? Esto explica el director de Meteorología

El director de Meteorología, Eduardo Mingo, explicó por qué se da el fenómeno de la ola de calor en el último tramos de enero y del inicio de febrero. Esta semana se prevén temperaturas que superarán los 40°C.

Espacios para caminar que el MOPC destacó como nuevos hitos en Asunción pero fue criticado por la inseguridad en la zona y la falta de árboles para combatir al calor.
Meteorología anuncia una nueva ola de calor para lo que queda en la semana y el fin de semana.Gentileza

Cargando...

La falta de lluvia y la circulación de aire más seco es lo que genera la ola de calor que se sentirá en lo que resta de la semana y el fin de semana, según explicó el titular de la Dirección de Meteorología, Eduardo Mingo.

Diez días de no lluvia. ¿En qué eso se traduce? En ese aire que está bastante seco, entonces se genera un ambiente más seco en líneas generales a nivel regional. Recordarán que la semana pasada amanecíamos con temperaturas de 20, 21 grados, o sea, un ambiente agradable, menos caluroso y después llegaba a 30, 32 grados nada más. Entonces, era como que en principio, durante la noche, en ausencia del sol, se enfriaba realmente la atmósfera. ¿Qué es lo que pasa ahora? Está colectándose más calor”, indicó.

Agregó que todo el ambiente radiactivo, por efecto de la circulación del viento, recicla el mismo aire caluroso, lo que propicia la condición de probable ola de calor.

Pese a calor, no siempre se trata de una ola

Mingo explicó que muchas veces, pese a que se sienta mucho calor en el ambiente, eso no significa que se pronostique una ola de calor, ya que no se dan los parámetros para dictaminarlo.

“Aunque haga mucho calor, hay veces que no se puede dictaminar que haya sucedido una ola de calor, porque la parametrización es tres días o más que superen los umbrales de mínima o máxima establecidos en una literatura que tenemos en nuestra página y, entonces, lo importante es entender de que sí, ya hizo bastante calor porque estaba seco, pero no llegó a ese umbral de ola de calor, que sí puede suceder ahora entre jueves, viernes y sábado”, precisó.

Explicó que tanto con el fenómeno La Niña como con El Niño se dieron estas olas de calor ya desde octubre en reiteradas ocasiones, lo que hace que las mismas sean bastante típicas del tiempo paraguayo, más aún en los últimos cinco años y con una mayor frecuencia. “No podemos decir ‘hace calor luego en primavera-verano y cada vez está haciendo más calor’, pero la instauración de una ola de calor sí está habiendo, ahora al menos en los últimos cinco años, incluso son más cíclicos y el tiempo es más corto de recurrencia”, afirmó.

Periodo de lluvias bastante “escurridizo”

Eduardo Mingo recordó que todavía estamos en el apogeo del verano, por lo que queda un lapso de tiempo en el que tendremos algunas olas de calor hasta febrero e incluso marzo si nos guiamos por la tendencia climática a hoy y el fenómeno del Niño, lo que podría implicar que las temperaturas muy elevadas persistan hasta abril o mayo, haciendo cálido el inicio del otoño.

El periodo de lluvia está bastante escurridizo, porque en la primavera fue bastante importante, ahora, a esta altura del verano, tenemos todavía déficit en gran parte del territorio nacional, inclusive a nivel mensual podemos decir que hay algunos puntos nada más que alcanzaron lo que es normal para el mes, pero se espera de que sí, se puedan dar todavía lluvias que, esta es la característica cuando está el Niño, lluvia de mucha cantidad en poco tiempo”, dijo.

Expresó que es entonces cuando la tasa de precipitaciones muy fuertes e intensas que sucede en dos o tres días, donde puede caer la mitad de lo que tenía que haber llovido en todo el mes y después, al final, la distribución de la lluvia a nivel espacio-tiempo no es lo ideal, generando que algunos puntos con mucha lluvia en poco tiempo, pero siete a diez días de no lluvia que después hace que evidentemente la temperatura se dispare para arriba.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...