Independiente, más cerca de la victoria

El arquero de Sol de América, Roberto Acosta, impidió ayer la victoria de Independiente ante el equipo azul. Con grandes atajadas a lo largo del encuentro, acalló los gritos de gol del local. El juego concluyó con una igualdad a un gol.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/B4POQTNAOFFQLI5SHTYLI42R64.jpg

A los 5 minutos, Acosta tuvo su primera gran tapada, tras gran golpe de cabeza de Aldo Vera.

En la réplica, Sol llegó al tanto de apertura por medio de Mendieta, quien se aprovechó de un centro de Mazacotte.

A partir de ahí comenzó el vía crucis de Independiente que sintió el impacto y trató de recuperarse, aunque con falta de profundidad y mayor contundencia ofensiva.

PUBLICIDAD

En el trámite del juego, el Danzarín fue superior de a ratos, producto de un mayor trabajo colectivo e individual.

Sol se conformó muy pronto y en el final del primer tiempo, Enciso, pateó el esférico contra Cáceres que había cometido antes una falta contra Mazacotte. Por dicha acción y en forma merecida, vio la roja.

Independiente metió a Sol en su área en la parte final y tuvo su premio cuando García cruzó la pelota y apareció Martínez para empalmar e igualar el encuentro.

El equipo local necesita estabilidad y un proceso con el técnico Fleitas, de modo a intentar conseguir un cuadro más equilibrado en sus líneas, como es Sol con Ricardo Dabrowski.

Protestas por la roja a Enciso

La tarjeta roja mostrada por el árbitro Julio Quintana a Ángel Enciso al final del primer tiempo enervó a la gente de Sol de América y al técnico Ricardo Dabrowski.

Pero Quintana mostró acertadamente el cartón a Enciso (ya tenía amarilla), quien agredió de mala manera al patear la pelota contra el cuerpo de Mario Cáceres, quien antes cometió falta a Alfredo Mazacotte.

Otro que estuvo al borde de la expulsión fue Diego Vázquez, quien antes de ver una amarilla, tuvo un par de malas reacciones.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD