Hallan cocaína y fusiles en vehículo

CERRITO, Benjamín Aceval (Víctor Franco Novarecci y Virgilio Vera, enviados especiales). Agentes de la Senad y de la Policía Nacional incautaron ayer 235 kilos de cocaína y diez fusiles en un operativo que realizaron sobre la Ruta Transchaco a la altura del peaje de esta localidad. La droga era traficada en una camioneta con doble fondo en su carrocería.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/GYY4O5SXBZGRZON6DVUOZJRXS4.jpg

Los agentes que realizaron el procedimiento estaban participando de una jornada de entrenamiento a cargo de instructores colombianos, cuando a las 11:00 de ayer detuvieron la marcha de una camioneta Toyota, Hilux, blanca con placa AOZ 182, al mando de Carlos Amarilla, paraguayo, de 51 años.

En el doble fondo del vehículo había 227 panes de cocaína que dieron un peso total de 235,958 kilogramos.

Según el fiscal antidrogas Gustavo Sanabria, los agentes divisaron que delante de esta camioneta venía otro rodado, cuyo conductor hacía de “campana”.

Sin embargo, el chofer de este vehículo al notar la presencia de los antidrogas desvió la marcha. El chofer de la camioneta que traía la cocaína también trató de escapar, pero fue interceptado y detenido.

Los canes antidrogas procedieron a olfatear el vehículo y detectaron la cocaína en la carrocería. El fiscal Sanabria ordenó que se retire el plástico que cubría la carrocería y encontraron los huecos donde colocaron los panes de la droga.

También se encontraron los paquetes en una rueda de auxilio.

La sorpresa fue el hallazgo de los diez fusiles de asalto de la marca “Sig Sauer”, que sería una réplica de los fusiles de guerra M4.

Este tipo de armas es el utilizado por los soldados de Intantería de los Estados Unidos.

Destino Asunción

Carlos Amarilla llegó hasta la zona del Chaco el pasado jueves y ayer salió con destino a Asunción donde debía entregar la carga de cocaína, que ingresó desde Bolivia.

Se presume que la droga iba a ser embarcada en algún navío que llegue hasta Europa donde la cocaína tiene un valor superior a los US$ 100.000 por kilo.

La intención de los dueños de la droga era que la camioneta circule sin llamar la atención entre tantos otros vehículos que estaban regresando del Transchaco Rally.

Sin embargo, la huida del vehículo ante la posibilidad de un control alertó a los agentes que detuvieron la marcha del segundo y encontraron la carga.

Camioneta preparada

La camioneta Toyota, incautada ayer tenía rastros de estar preparada especialmente para transportar drogas.

Según los agentes antidrogas, este vehículo presentaba rastros de haber sido usada en más de una ocasión, ya que se nota que algunas de las aberturas que tiene en su carrocería son vieja.

Esto hace suponer que el móvil ya fue usado para el tráfico varias veces, dijeron los intervinientes.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05