Aguas negras en Hospital de Trauma

Una imagen que se repite todos los días en la capital: el Hospital de Trauma “Manuel Giagni” se encuentra rodeado de aguas cloacales que recorren todos los días por la calle Teodoro S. Mongelós sin que de las autoridades intervengan y el sector del centro asistencial que da hacia la avenida General Santos ya parece un arroyo.

Las aguas negras provenientes de los alcantarillados bajan por la calle Teodoro S. Mongelós y desembocan sobre la avenida General Santos formando un charco nauseabundo que se extiende entre el costado y el frente del mencionado nosocomio.

De acuerdo a las informaciones recabadas en el lugar, la ciudadanía convive todos los días con esta estampa, mientras que los pacientes del hospital y los peatones son los más expuestos a este ambiente insalubre.

Cada vez que pasa un vehículo a alta velocidad los charcos se diseminan en una explosión de agua residual salpicando a los más incautos. Además da una pésima imagen a la zona porque centenares de personas acuden todos los días al centro asistencial.

PUBLICIDAD

La Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap) debería actuar inmediatamente para solucionar el problema por la contaminación que ocasiona frente a unos de los hospitales más concurridos del país.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD