Tres informantes delataron a Severiano en el Chaco

El francotirador del EPP, Severiano Martínez, fue localizado en el Chaco por una unidad táctica de Antisecuestro gracias a los precisos datos que aportaron tres informantes de la zona. Las personas que delataron al secuestrador cobrarán en pocos días más la recompensa establecida por el Gobierno.

Severiano Martínez, de 38 años, fue abatido por la unidad táctica Fénix del departamento Antisecuestro de la Policía, el miércoles último, en Agua Dulce, departamento de Alto Paraguay, en una misión encabezada por el mismo jefe de la unidad, Crio. Princ. Aldo Pastore, y el jefe de Inteligencia, Crio. Humberto López.

El peligroso delincuente ya había sido localizado en la misma zona en abril pasado, pero logró escapar tras un tiroteo.

A poco más de tres meses de aquel episodio, la Policía nuevamente dio con el fugitivo, pero esta vez a unos 40 kilómetros del punto anterior donde había sostenido un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad.

Severiano Martínez se ocupaba haciendo  postes con un indígena de la zona, para quien trabajaba a cambio de comida.

Sin embargo, desde hace aproximadamente un mes, fue detectado por otros pobladores del Chaco, quienes lo reconocieron y avisaron a la Policía. En total fueron tres las personas que delataron al criminal y facilitaron la ubicación exacta del sospechoso en los espesos montes.

Los informantes se adecuaron de este modo al sistema de recompensas llevado a cabo por el Gobierno, que ofrece hasta G. 500 millones por los datos.

Se sabe que los tres informantes que entregaron a Severiano Martínez van a cobrar sus respectivas recompensas en los próximos días, aunque aún no se determinó cuánto recibirán cada uno.

Cuarto caso

Severiano Martínez es el cuarto miembro del Ejército del Pueblo Paraguayo que fue localizado mediante el sistema de recompensas.

Anteriormente, habían sido delatados José Villalba, hermano de Carmen y Osvaldo Villalba, Alcio Alcides Soria Riveros y Julián Dejesús Ortiz Achucarro.

Este último había caído en una estancia del departamento de Boquerón.

La cifra total desembolsada hasta ahora por el Ministerio del Interior asciende a poco más de G. 250 millones por las tres anteriores capturas.  La cartera de Estado también estipuló una recompensa de G. 500 millones por la cabeza de los  cabecillas del EPP, como Osvaldo Villalba, Manuel Cristaldo Mieres y Magna Meza.