Una obra vital para la ciudad

Pilar se encuentra en uno de sus mejores momentos en materia de implementación de infraestructura con la construcción de la defensa costera, una obra anhelada y reclamada por años. El plazo de conclusión es 2023.

El muro costero  evitará que Pilar sea inundada  por aguas del  río Paraguay en temporadas de riada. En varias ocasiones el desborde del recurso hídrico causó desastres en la ciudad.
El muro costero evitará que Pilar sea inundada por aguas del río Paraguay en temporadas de riada. En varias ocasiones el desborde del recurso hídrico causó desastres en la ciudad.Archivo, ABC Color

La construcción de la Fase A de la defensa costera de Pilar comenzó en mayo del 2020 y avanzó más del 40% en un año y cuatro meses, según el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) con base en informes del Consorcio CTC (Construpar SA, Tocsa SA, Tecnoedil SA y Concret Mix SA).

El contrato entre el MOPC y el conglomerado fue por G. 532.619 millones, pero la obra terminará costando G. 638.667 millones (US$ 96,5 millones), 20% (US$ 16 millones) más.

La obra se licitó con un proyecto que contemplaba la protección de 1.300 hectáreas y 7.310 viviendas. Luego del inicio mucha gente se dio cuenta de que su casa estaba fuera del área del dique y entonces se hizo una ampliación total del plan de franja costera para resguardar 4.150 hectáreas y 10.181 casas, según los datos.

Las pocas lluvias registradas desde el inicio de los trabajos permitió avanzar sin inconvenientes. La construcción debe terminar en 36 meses (3 años), según el plazo establecido en convenio entre el MOPC y la firma.

La obra ocupa en forma directa a casi 500 personas e indirectamente a 1.000. Los trabajos se llevan a cabo en 14 frentes, con impresionante cantidad de maquinaria y obreros en movimiento.

El llamado a licitación para la fase B de la obra se realizaría esta semana.

La construcción de un muro de protección de todo tiempo para la ciudad de Pilar fue reclamado durante años por los habitantes y autoridades de Pilar. Mientras esperaban que las sucesivas autoridades cumplieran sus promesas de realizar la anhelada obra, en forma cíclica sufrían inundaciones. Ahora existe la esperanza de una total transformación de la capital departamental, con futuro prometedor, una vez que concluya la construcción de la defensa costera.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05