Rui Nabeiro, de la pobreza y el contrabando a símbolo en Portugal

Lisboa, 19 mar (EFE).- "Nací pobre, hacía contrabando". Considerado el más emblemático empresario de Portugal, Rui Nabeiro , fallecido hoy a los 91 años, nunca renegó de sus orígenes, tuvo el mundo al alcance de la mano y se apegó a sus raíces en un pueblo del Alentejo, donde creó un imperio empresarial con presencia en 40 países, Delta Cafés.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

Conocido como el "comendador" y considerado el empresario más emblemático de Portugal, Nabeiro murió hoy, a los 91 años, en un hospital de Lisboa donde se encontraba ingresado por una enfermedad respiratoria.

Manuel Rui Azinhais Nabeiro se forjó a sí mismo. Nacido en Campo Maior (Alentejo) en 1931, reconocía en una entrevista con el diario Expresso que aprendió a "contrabandear" café con España viendo cruzar la frontera a uno de sus tíos.

Nunca imaginó que, con el tiempo, el café terminaría por convertirle en millonario, fundador de una multinacional y en un símbolo en Portugal.

"Nací pobre, hice contrabando de café, traté bien a las personas y dormí en haciendas de café con los peones", recordaba en esa entrevista.

La suya es la historia de un hombre que supo estar por encima de la política. Con escolarización solo hasta cuarto grado, fue dos veces alcalde durante la dictadura y elegido otras cuatro veces para el cargo por el Partido Socialista y convirtió Campo Maior en un polo industrial con sus fábricas de café.

"Siempre fui socialista", dijo en una entrevista con la cadena pública RTP, aunque no se afilió al PS hasta después de la Revolución de los Claveles (1975) que puso fin al régimen del Estado Novo salazarista.

La venta furtiva fue el germen del imperio Delta. Con la ayuda de un experto español en tostar café, la familia comenzó a producir y con solo 19 años Nabeiro asumió el timón de "Torrefactos Camelo".

En 1961 creó su propia marca, Delta, con tres empleados jubilados, un préstamo de una casa de cambios y café de Angola.

Su proximidad con los trabajadores y su visión para hacer negocios en los mercados de origen, como Angola y Timor, fueron decisivas en la construcción del imperio Nabeiro.

Hoy, Delta tiene más de 3.800 empleados en Campo Maior, exporta a más de 140 países y tiene una veintena de empresas en sectores que abarcan desde Alimentación a Turismo e Inmobiliario.

Rui Nabeiro, que se mantuvo activo prácticamente hasta su muerte, recibió múltiples distinciones, pero las que le hicieron más popular fueron las de Comendador de la Orden Civil del Mérito Agrícola, Industrial y Comercial y Comendador de la Orden del Infante Don Henrique.

El reconocimiento le llegó también de España, con la encomienda de la Orden de Isabel la Católica, y del mundo universitario, con doctorados Honoris Causa en varias instituciones lusas.

El pasado año fue reconocido como el líder más relevante y con mejor reputación de Portugal.

EJEMPLO E INSPIRACIÓN

Hoy las condolencias se multiplican en Portugal desde todo el arco político, la empresa, la cultura e incluso el deporte.

"Construyó una marca global, como hay pocas en nuestro país", afirmó el presidente portugués, Marcelo Rebelo de Sousa. "En un tiempo económica y socialmente desafiante, su preocupación social y participación cívica, con la comunidad y con el país, deben ser un ejemplo y una inspiración".

Nabeiro "sobrepasa largamente el papel del empresario ejemplar dentro y fuera del país", sostuvo el primer ministro, el socialista António Costa, que elogió su carácter "inspirador" y su ejemplo de "humildad y responsabilidad social".

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...