Hungría concede arresto domiciliario a la antifascista italiana encarcelada Ilaria Salis

Roma, 15 may (EFE).- Hungría concedió este miércoles el arresto domiciliario a Ilaria Salis, una antifascista italiana encarcelada en el país magiar desde febrero de 2023 imputada por agresiones a neonazis que ella niega, y que se presenta candidata a los comicios al Parlamento europeo por la coalición Alianza Verdes-Izquierda.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Cargando...

Tras varias peticiones, la Justicia húngara aceptó la apelación de la defensa de Salis y le otorgó el arresto domiciliario, confirmó a EFE su abogado, Eugenio Losco.

A su vez, un portavoz de la Alianza Verdes-Izquierda concretó a EFE que la activista italiana -de 39 años y maestra de profesión- podrá salir de prisión con control con pulsera electrónica.

"Ilaria está entusiasma con poder salir finalmente de prisión y nosotros estamos muy felices de poderla abrazar", dijo el padre de la antifascista, Roberto Salis, en declaraciones en prensa italiana.

Sin embargo, matizó que su hija "no salió aún del pozo", ya que seguirá vigente el proceso judicial en su contra, en el que se la acusa de asociación con banda criminal y de agredir a neofascistas en dos incidentes distintos de los cuales ella se declara inocente.

El caso de Salis fue generando polémica y ganando peso entre la opinión pública italiana durante los últimos meses, mientras sus familiares y su defensa aseguran que Hungría creó "un procedimiento político" contra ella para criminalizar el antifascismo.

Salis participó el 10 de febrero de 2023 en una protesta contra la marcha del llamado Día del Honor, cuando neonazis de todo el mundo se juntan en Budapest para conmemorar el aniversario del intento de nazis húngaros y alemanes de romper el asedio soviético a finales de la Segunda Guerra Mundial.

Un día después, la activista italiana fue arrestada, y estuvo en prisión preventiva desde entonces en una cárcel de máxima seguridad.

Además, la imagen de la mujer encadenada de pies y manos en una audiencia del juicio suscitó indignación en Italia.

La familia también criticó al gobierno ultraderechista italiano de Giorgia Meloni por haber hecho poco para presionar Hungría y defender los derechos de Salis, actitud que achaca a la cercanía ideológica y la alianza estratégica que mantiene con la Hungría de Viktor Orban.

El ministro de Justicia, Carlo Nordio, expresó su "satisfacción" por la decisión de Hungría de conceder el arresto domiciliario.

Los líderes de Alianza Verdes-Izquierda, Angelo Bonelli y Nicola Fratoianni, lo consideraron "una excelente noticia".

"Estamos contentos y aún más convencidos de nuestra elección de presentar a Ilaria en nuestras listas" para las europeas, agregaron.

Si en las elecciones europeas de junio Alianza Verdes-Izquierda supera el umbral del 4% de votos en Italia, candidata simbólica para el partido, podría convertirse en eurodiputada y esto implicaría que consiguiera automáticamente la inmunidad parlamentaria.

"Ahora, después de esta primera victoria, tan importante para ella y para todos nosotros, queremos traerla de vuelta a Italia y luego a Bruselas como parlamentaria europea para que la cuestión del respeto de los derechos en Europa se convierta en una cuestión plenamente política", concluyeron Bonelli y Fratoianni.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...