Eletrobras se niega a pagar deuda con Itaipú

La deuda de Eletrobras está imputada y expuesta en los estados financieros de la Itaipú Binacional, cerrados al 31 de diciembre del 2020, donde consta el reconocimiento del capital y los intereses, ascienden a US$ 69.709.459, informaron desde la entidad.

Deuda que Eletrobras se niega a pagar a Itaipú crece mes a mes debido a los intereses por mora.
Deuda que Eletrobras se niega a pagar a Itaipú crece mes a mes debido a los intereses por mora.Archivo, ABC Color

Esta cuenta de la empresa de energía eléctrica brasileña con la Itaipú llega a esta cifra realizando el cálculo de mora generado hasta el 11 de marzo del 2021.

Sin embargo, mientras Paraguay (margen derecha) solicita el cobro de esa deuda mediante una compensación de cuentas, el Brasil (margen izquierda) pide su desconsideración por medio de la baja en cuenta por incobrables.

Esas son las posiciones registradas en los estados financieros de la Itaipú. El Consejo de Administración de la Itaipú deberá valorar tanto los estados financieros como el tratamiento a esa deuda, según la binacional.

El consejero de Itaipú, el titular de la ANDE, Ing. Félix Sosa, había señalado que en la última reunión del 2020 del Consejo de Administración de Itaipú se abordó el tema. “Insistimos con ellos. Mencionaron que están buscando como pagar la deuda, eso significa que reconocen (la deuda)”, manifestó. Añadió que fue el propio presidente de Eletrobras, Wilson Ferreira, quien lo señaló. En este contexto, se debe recordar que Ferreira presentó su renuncia a la presidencia de la esta empresa a finales de enero de este año, sin conocerse aún a su reemplazante.

Desglosando la deuda actual, a la fecha está compuesta por la factura CT-00110/2018 de US$ 54.968.689,19 y el cálculo de mora de US$ 14.740.770,15, que totalizan US$ 69.709.459,34.

Según los antecedentes que hay respecto a esta deuda, la misma se produjo cuando Eletrobras se negó a pagar por el suministro de octubre del 2018, con el argumento de que la cuenta se debió a que la ANDE “ingresó” en su contrato entre junio, julio y setiembre de 2018, periodo en el que la empresa estatal del vecino país no retiró toda la energía garantizada y luego descontó ese monto de su factura.

En tanto que en octubre de ese año, la binacional le devolvió íntegramente la energía no retirada, como está establecido en los acuerdos vigentes desde el 2007, en los que se indica que en circunstancias en que una de las partes no retira toda su energía garantizada, al siguiente mes se le devuelve.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05