La Defensoría de la Niñez y Adolescencia intervino un domicilio por denuncia del deber de cuidado

La defensora pública de la Niñez y Adolescencia de Encarnación, Carolina Lugo, intervino en un caso por supuesta violación del deber de cuidado y maltrato. En el domicilio se pudo corroborar que el niño vivía en condiciones inadecuadas a cargo de la madre.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/WPVUC4RIXBH33L5Q64QEBV7YJQ.jpg
Shutterstock

A través de Fono Ayuda, el servicio 147 de atención telefónica y gratuita del Ministerio de la Niñez y Adolescencia, se realizó una denuncia por supuesta violación del deber de cuidado y maltrato de una madre a su hijo, delito que puede ser castigado hasta tres años de cárcel o multa.

Lea más: Campaña contra el abuso sexual

Al intervenir el caso en el domicilio, la defensora pública Carolina Lugo y el equipo técnico pudieron corroborar que el niño no vivía en buenas condiciones a cargo de la madre, debido a conductas relacionadas al consumo de alcohol y falta de cuidado hacia su hijo.

Ante la situación se conversó con el niño y la madre a modo de asegurar el relacionamiento entre ambos, donde el hijo comentó acerca de su intención de vivir con su padre. Como medida de urgencia, la Defensora Pública se contactó con el padre para que quede a cargo de su hijo y se confirmó la medida de protección.

Lea más: Lo que dice el código penal