La Corte oculta conclusión de auditorías sobre prescripciones y atenta contra la transparencia

Los ministros de la Corte hablan de transparencia, pero no entregan las auditorías respecto a 30 causas que fueron prescriptas por la Sala Penal. Ignoran el derecho de los ciudadanos a informarse, que garantiza la Constitución.

El 14 de junio pasado, solicitamos a la Corte a través de la Dirección de Transparencia el resultado de las auditorías con relación a más de 30 causas prescriptas por la Sala Penal. Pese a que la ley le exige a las autoridades del alto tribunal expedirse en 15 días hábiles, hasta hoy no dieron respuesta alguna.

¿Qué es lo que esconde la Corte? ¿A quien o quienes busca encubrir?

El blanqueo de los procesos penales por el transcurso del tiempo es muy grave y eso es responsabilidad del Poder Judicial, dirigido por los ministros de la Corte, que son cómplices de la dilación y la mora en los procesos. Además de la falta de sanción a los abogados y acusados chicaneros, por parte de los jueces que no aplican el castigo que establece la ley.

En una plenaria, el ministro Ramírez Candia había manifestado su preocupación, ya que la Dirección de Auditoría a cargo de Rodolfo Heyn no había entregado ninguna conclusión. Después de este tirón de oreja, el funcionario elevó a la Corte algunos trabajos terminados.

Para tener acceso a las conclusiones, recurrimos al secretario del Consejo de Superintendencia, Alex Almada, quien dijo que pidamos a través de la Dirección de Transparencia. Así lo hicimos, pero hasta ahora la Corte respondió el pedido, lo cual nos obligó a presentar una nueva solicitud.

Las prescripción del proceso al exministro de la Secretaría de Emergencia Nacional, Camilo Soares fue lo que reflotó el tema.

Los ministros de la Corte tienen la obligación de explicar que es lo que ocurrió, por culpa de quienes o quienes, los procesos por corrupción pública y varios otros delitos prescribieron.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.