Seccional colorada de Ypané parece un baldío

El patio de la Seccional Colorada de Ypané se ve como un baldío abandonado. Arbustos, basura acumulada, neumáticos que alguna vez sirvieron para demarcar una cancha de fútbol, son el hábitat perfecto para ratas, víboras y otras alimañas, a más servir como criadero del temible mosquito transmisor del dengue.

La maleza crece en la seccional colorada de Ypané. Allí proliferan alimañas y mosquitos transmisores del dengue.
La maleza crece en la seccional colorada de Ypané. Allí proliferan alimañas y mosquitos transmisores del dengue.

Todo esto ocurre en pleno centro y en frente a la Municipalidad de la ciudad.

La vereda de la seccional está ocupada por vendedores. El local queda frente a la Municipalidad de Ypané, pero sus autoridades no intervienen.
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD