El Barça, obligado a frenar al torrente ofensivo del Maccabi para mantener el factor pista

Barcelona, 3 abr (EFE).- El Barça, cuarto clasificado de la Euroliga (21-11), deberá vencer este jueves al Maccabi Playtika Tel Aviv, séptimo (19-13), en el Palau Blaugrana (20:30 horas) para asegurarse un puesto entre los cuatro primeros clasificados al término de la penúltima jornada de la liga regular.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/NLHNVBY3DFBRVGPI5ZQB4TVTVU.jpg

Cargando...

El equipo entrenado por Roger Grimau depende de sí mismo para contar con el factor pista a favor en las eliminatorias por el título, pero está obligado a ganar los dos partidos restantes, este jueves frente al cuadro israelí y la semana que viene en la pista del penúltimo, el ASVEL Villeurbanne, para garantizarlo.

El Barça cuenta con una victoria de margen sobre el Fenerbahce Beko Estambul, con el que tiene el 'basket average' perdido, y el Olympiacos, con el que lo tiene ganado, y tiene un colchón de dos triunfos sobre el Maccabi, al que venció en la primera vuelta por dos puntos (90-92).

Si gana o pierde por menos de un punto este jueves, el cuadro catalán se asegurará el pase a las eliminatorias por el título, aunque no será tarea fácil, puesto que el Maccabi es uno de los equipos más en forma de la competición.

El conjunto israelí ha ganado los últimos seis encuentros de forma consecutiva con un promedio de 92,5 puntos por partido que ha liderado el escolta Wade Baldwin, elegido MVP de la competición en el mes de marzo.

El exjugador del Baskonia, tercer máximo anotador de la Euroliga con 17,5 puntos (40,2% en triples) por partido y también promedia 5 asistencias, ha encestado un mínimo de 14 puntos en las últimas trece jornadas y el pasado 19 de marzo estableció su récord de la temporada con 30 puntos ante el ASVEL Villeurbanne.

El Maccabi destaca por ser uno de los equipo más explosivos y atléticos de Europa, con una batería de jugadores exteriores talentosos, como el internacional español Lorenzo Brown (12,4 puntos y 6,2 asistencias), y mucho músculo en la pintura, con puntales como Bronzie Colson (13,2 puntos y 5,6 rebotes) y Josh Nebo (10,9 y 7,5).

Asimismo, las virtudes ofensivas contrastan con las debilidades defensivas del cuadro israelí, que es el segundo equipo de la Euroliga en puntos anotados por partido (87,6), tapones (3,3) y asistencias (19,4), y el primero en rebotes ofensivos (13) y robos (7,4).

No obstante, también es el segundo equipo que más puntos encaja (86,6) y el que permite un mejor porcentaje de acierto en tiros de dos puntos al rival (57,8%), así como el tercero que más rebotes ofensivos concede (11).

Por tanto, una de las claves del partido pasará por la defensa barcelonista, especialmente en el uno contra uno de los exteriores y las ayudas, el control del rebote defensivo y la limitación de las pérdidas para marcar así el rimo del encuentro y castigar las limitaciones defensivas del conjunto israelí.

El Barça llegará a la cita sin bajas y precedido por una racha de tres victorias entre todas las competiciones ante el Joventut Badalona (75-93), el Bayern Múnich (79-87) y el Monbus Obradoiro (84-89), en el que destacaron el base Nico Laprovittola con 21 puntos y el pívot Jan Vesely con 18 tantos.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...