5 claves de la jornada 36

Madrid, 25 may (EFE).- El homenaje de Rodrygo Goes, puño en alto, cabeza agachada, contra el racismo, como en los Juegos Olímpicos de 1968, cuando marcó el 2-1 de la victoria del Real Madrid ante el Rayo Vallecano; la distensión del Barcelona, derrotado en sus dos compromisos desde que aseguró el título de LaLiga Santander; el exceso de confianza del Atlético de Madrid, que malgastó un 0-3 a su favor, y la supervivencia del Espanyol, que igualó tal marcador con tres goles; y la reacción del Valladolid y del Getafe, tras cinco derrotas y el 1-1 con el Elche, respectivamente, fueron cinco claves de la trigésimo sexta jornada de LaLiga Santander.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=1987

1 - El homenaje de Rodrygo

No es un goleador, pero ya suma 17 tantos más diez asistencias en esta temporada. Sus apariciones son decisivas para el Real Madrid. En la Liga de Campeones, en la Copa del Rey y en LaLiga Santander. También ocurrió ante el Rayo Vallecano. En un encuentro de bajo ritmo, con el empate recién marcado por Raúl de Tomás para el conjunto franjirrojo, el atacante brasileño controló la pelota, condujo y marcó el 2-1 con la derecha para insistir en el debate final por la segunda plaza de la clasificación en la pugna con el Atlético de Madrid. Oportuno, determinante y el mejor hombre del encuentro en el estadio Santiago Bernabéu, en el homenaje a Vinícius Júnior, que presenció el partido al lado de Florentino Pérez, después de los ataques racistas del último choque contra el Valencia en Mestalla. La celebración de Rodrygo con el puño en alto, la cabeza agachada, como la reivindicación del 'Poder Negro' en los Juegos Olímpicos de 1968, fue su tributo.

2 - La desconexión del Atlético...

No es nuevo. Ya le ocurrió en Valladolid. También jugó entonces en el alambre, dio el partido por ganado con 0-3 y a punto estuvo del golpetazo. Este miércoles reincidió contra el Espanyol en el RCDE Stadium. Al inicio del segundo tiempo, con goles de Saúl Ñíguez, Antoine Grieznmann y Yannick Carrasco, ganaba por 0-3. Lo empató el Espanyol (3-3), con la consecuencia directa en la clasificación, en su ambición de ser segundo (ya no depende de sí mismo a falta de dos jornadas, cuando sí lo habría hecho de haber ganado), en la certeza inmediata de no bajarse del podio (a falta de seis puntos, tiene cinco de ventaja sobre la Real Sociedad, a la que recibe el próximo domingo) y con una sucesión de advertencias: recibió tres goles, encajó por octavo partido en los últimos nueve, le crearon una cantidad inusual de oportunidades, hasta ocho... "Desconexión total (...). No nos puede pasar esto para el futuro", avisó Koke, su capitán. El Atlético ha recibido siete tantos en las últimas cinco citas.

3 - ... Y la supervivencia del Espanyol:

Dos cabezazos, un penalti, cantidad de ocasiones, hasta trece remates entre los tres palos, dieciséis córner... El Espanyol perdía 0-3... Y empató 3-3. Lo mereció. Incluso, rozó el 4-3, frustrado por Grbic ante Joselu. No era natural tal correctivo en contra al inicio del segundo tiempo, viendo el desarrollo del partido y sus oportunidades hasta entonces. La contundencia del Atlético lo había devorado. Ya gritaba el público contra la directiva y ya vislumbraba el destino fatal de la temporada (se quedaba a cuatro puntos de la permanencia con seis por disputar, ahora está a tres), hasta la hazaña de su equipo. El 1-3 de César Montes, el 2-3 de Joselu y el 3-3 de Vini Souza. Entre el 64 y el 79. La fe, la ambición y el fútbol. Aún sobrevive en LaLiga Santander. Necesita más.

4 - La reacción del Getafe y del Valladolid:

Después de cinco derrotas consecutivas, atascado desde entonces en los preocupantes 35 puntos, caído al descenso en la anterior jornada, el Valladolid resurgió en su estadio a toda velocidad, con el primer gol al Barcelona en menos de dos minutos y con una victoria básica, por 3-1. Un alivio para el conjunto que dirige Paulo Pezzolano. Al día siguiente, respondió el Getafe, vencedor por 0-1 en el estadio Benito Villamarín contra el Betis, después del batacazo que supuso el 1-1 en casa contra el Elche de la anterior jornada. El descenso está en ebullición: Valencia y Celta suman 40 puntos, el Almería tiene 39, el Getafe, el Cádiz y el Valladolid 38 y el Espanyol 35. De los siete, dos descienden. En la última jornada, Valladolid y Getafe se miden en Zorrilla.

5 - La distensión del Barcelona

"Nosotros hemos querido ganar también este martes, hemos tenido muchas ocasiones y Masip ha estado extraordinario, a pesar de que el 2-0 es fruto de nuestra falta de tensión, porque el objetivo ya está conseguido. Tenemos que mejorar. Está claro", asumió Xavi Hernández, cuyo equipo ha sido derrotado en los dos encuentros que ha jugado desde que aseguró el título, con el efecto condicionante en otros frentes abiertos del campeonato, como por ejemplo el descenso en este caso, con el 3-1 con el que lo doblegó el Valladolid. En 34 jornadas, el Barcelona sólo había caído en tres choques. En las dos más recientes ha perdido los dos. Ahora recibe el Mallorca, sin nada en juego, y al Celta, que está en la pugna por la permanencia, aunque podría llegar salvado (o no) a la última cita en el Balaídos.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...