Courtois no quiere debate

Óscar Maya Belchí Madrid, 14 may (EFE).- En los partidos de Liga hasta la final de la ‘Champions’, uno de los grandes objetivos de Carlo Ancelotti era darle ritmo de competición a Thibaut Courtois. “El mejor portero del mundo”, en palabras del técnico italiano. Y sus actuaciones están haciendo que ‘Carletto’, a pesar de que reconozca la buena temporada de Andriy Lunin, reduzca su duda respecto a quién será el titular en Wembley.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/QMLZMUL7NBG2HLRTAYYC5WVAQA.jpg

Cargando...

Una duda que el propio Ancelotti no quiere cerrar, ya que en sus declaraciones, al ser preguntado directamente por la gran duda del once titular de cara a la final de la Liga de Campeones, destaca a los dos porteros y no descarta a ninguno.

"Lunin nos ha ayudado mucho y tengo que tenerle en cuenta, como tengo que tener en cuenta que está volviendo el mejor portero del mundo. Hace nueve meses que no juega, necesita minutos y también es muy importante hablar con los jugadores y entender mejor lo que está pasando", dijo en la rueda de prensa previa al partido de este martes contra el Alavés.

Un encuentro en el que Courtois volvió a mandar un mensaje. El de que está preparado y ha tardado poco en volver a su nivel tras dos lesiones de rodilla.

La primera, el 10 de agosto. Una mala caída en un entrenamiento le provocó una rotura en el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. Paso a paso, se fue recuperando y cuando ya atisbaba su vuelta, siete meses después, volvió a caer.

El 19 de marzo sufrió una rotura del menisco interno de la rodilla derecha. De menor gravedad que la anterior, pero que parecían acabar con sus opciones de disputar un partido esta temporada. Sin embargo, recortó plazos y el 4 de mayo se estrenó en la presente campaña.

90 minutos en sus piernas frente al Cádiz. Portería a cero y una gran intervención en un mano a mano con Chris Ramos. Salvador otra vez, ya que su intervención fue en la segunda parte con 0-0 de un encuentro que acabó 3-0 “El plan era jugar un amistoso en marzo, pero lamentablemente me rompí el menisco y ahora solo había hecho entrenamientos con el equipo, siempre en espacios cortos. Un partido 11 contra 11 no lo había hecho en nueve meses. Pero me sentí bien, he leído bien el espacio. No se me ha olvidado. En los pases es donde te tienes que acostumbrar un poco”, analizó sobre su regreso.

Como siempre, destacando su buena actuación en sus declaraciones.

En el siguiente partido, frente al Bayern Múnich, vio la remontada del Real Madrid desde el banquillo. Ancelotti apostó por la continuidad de Lunin y empezó a dejar sobre la mesa, sin querer mojarse al no tener atada la clasificación para la final de la ‘Champions’ el guardameta titular para Wembley.

Eso sí, sus decisiones dicen más que sus palabras. Quitando la eliminatoria de ‘Champions’, Courtois ha disputado los 90 minutos de los tres partidos de Liga. Con tres porterías a cero.

Frente al Granada sólo recibió un tiro a puerta, pero ganó en la seguridad con los pies y colocación que apuntó que le faltaron contra el Cadiz.

Y este martes volvió a su mejor nivel. Nueve paradas, una espectacular abajo a Ianis Hagi, en un tiro pegado al palo izquierdo, con las que dijo “aquí estoy”.

Inició el partido metido, con dos paradas a Samu Omorodion y acto seguido arrebatarle el balón de los pies. Ágil, seguro en sus movimientos y, sobre todo, con las rodillas.

Y durante el encuentro detuvo todo lo que el Alavés intentó, volviendo a ser ese muro casi imposible de derribar que era antes de la lesión. Como dijo Ancelotti, “el mejor portero del mundo”; y ahora, la decisión, está en el tejado de ‘Carletto’... pero con menos dudas aún, visto que Courtois ha vuelto a su mejor nivel.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...