La República Checa afronta su octava Eurocopa consecutiva, liderada por Soucek y Schick

Praga, 7 jun (EFE).- La selección de la República Checa, liderada por Tomas Soucek, del West Ham United, y por Patrik Schick, del Leverkusen, enfrenta con buenas sensaciones su octava Eurocopa consecutiva en Alemania.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=1979

Cargando...

Schick, que lleva anotados 18 goles en 37 partidos internacionales para su país, es el flamante campeón de la Bundesliga alemana con el Leverkusen de Xabi Alonso, un equipo del que también han sido nominados sus colegas checos Adam Hlozek y Matej Kovar.

El delantero de 28 años pudo volver esta temporada a las canchas, tras sufrir el año anterior una lesión de aductores, marcando ocho goles en 20 partidos disputados, aún lejos de las 24 dianas que logró hace dos años.

Soucek, con 68 partidos internacionales y 12 goles, es el cerebro del conjunto checo, que se medirá en Alemania con Portugal, Georgia y Turquía en la fase de grupos.

“Georgia y Turquía son rivales muy exigentes, los partidos no tendrán favoritos”, aseguró el técnico, Ivan Hasek, sobre sus rivales. “¿Y Portugal? Le considero uno de los favoritos de todo el campeonato", añadió el preparador.

Los checos lograron clasificarse en el grupo E, junto con Albania, dejando fuera a Polonia, Moldavia e Islas Faroe, aunque los polacos lograron entrar finalmente en la repesca de la Liga de Naciones.

Con una media de edad de 25 años, la República Checa ha consumado el relevo generacional, con quince jugadores de la primera división checa y once de competiciones de ligas extranjeras.

Ocho jugadores son del Slavia de Praga, cuatro del Viktoria Pilsen y tres del Sparta de Praga y del Leverkusen alemán, los que más nombres aportan al combinado nacional.

El juego de los checos es un bloque defensivo compacto, aunque el equipo dispone de varias variantes.

“Disponemos de varias variantes. La clave es que el equipo tiene carácter”, afirma el seleccionador, que no quiso dar muchas pistas sobre su estilo de juego en Alemania.

Hasek, de 60 años, ha entrenado equipos en Francia, Japón y Emiratos Árabes, y también a la selección nacional del Líbano antes de hacerse cargo del combinado nacional de su propio país.

El técnico se hizo con las riendas del equipo en enero de este año, después de que su predecesor, Jaroslav Silhavy, abandonara la selección ya clasificada para la Eurocopa.

El equipo checo ganó esta competición en 1976, obtuvo la plata en 1996 y el bronce en 1980 y 2004.

Por ser un equipo que no acaba de cuajar, y por descender del grupo A al B de la Liga de Naciones, crecieron las presiones y críticas que afrontó Silhavy por lo que acabó abandonando el timón.

Ahora Hasek, su cuerpo técnico y la federación tienen la vista puesta en superar la fase de grupos de esta Eurocopa en Alemania, y después la clasificación para el Mundial 2026 en Estados Unidos, Canadá y México.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...