Ajedrez por Zenón Franco: Torneos Memorables (11), Reikiavik 1987

“Lo primero que hace la gente al llegar al trabajo por la mañana es hablar sobre los resultados del torneo del día anterior. Pueden no creerme, porque los políticos tienen la costumbre de decir mentiras, pero esto es verdaderamente cierto”.

Libro Winning de Nigel Short.
Libro Winning de Nigel Short.Foto Gentileza

Cargando...

Como relató Timman en New in Chess, esas fueron las palabras del alcalde de Reikiavik durante el torneo de su ciudad disputado del 19 de febrero al 3 de marzo de 1987, y no había razones para dudar de su veracidad.

Reikiavik 1987, “una fuente de orgullo y tristeza”

Así describió, en su muy interesante libro Winning, el británico Nigel Short a su clara victoria en Reikiavik 1987. Citó como aval una frase de Graham Gooch, un famoso jugador de críquet; a casi todos los que no somos de habla inglesa ese nombre no nos dice nada, pero lo que afirma trasciende al críquet. Dijo que, cuando se puede, es importante conseguir tanteos enormes, porque, “nunca sabes si tendrás la oportunidad de hacerlo nuevamente”.

Abogaba por esforzarse con total determinación por conseguir lo máximo; se podría decir que así es como actuaba siempre Bobby Fischer, aunque no es la actitud predominante.

Nigel Short consiguió uno de sus triunfos más impresionantes en el torneo de Reikiavik 1987, hizo 8 puntos sobre 11 (+6 –1 =4) y sacó un punto de ventaja a sus escoltas, en un torneo con muchos maestros de primera fuerza y ese es el motivo de su orgullo. El de pesar es porque “sé que podía haber sido mucho mejor, tal vez +7 o hasta más, en un torneo de primer nivel”.

“Solo puedo culparme a mí mismo por perder la concentración cuando tenía mucha ventaja sobre el resto”.

Nigel Short, el favorito

Timman comentó que Short era señalado como el vencedor más probable, es algo extraño, porque no era el que tenía mayor Elo, aunque es verdad que estaba en una fase ascendente, y venía de ganar en Wijk aan Zee, junto con Viktor Korchnoi. Igualmente, “muy pronto estuvo claro que la presión de ser el favorito le era más inspiradora que inhibidora”.

Desarrollo del torneo

El libro Winning de Short es original, comenta todas sus partidas de ocho torneos que ganó; el de Reikiavik es el segundo torneo comentado, con el título “No me frenen ahora”.

Short “comenzó de forma arrolladora, ganando partida tras partida”, señaló Timman, venció a Ljubojevic en la primera ronda, ante la Variante Scheveningen. Usó un plan basado en una rápida ofensiva con la que ya había derrotado a Kasparov, Huebner y Polugaevsky, entre otros. En la segunda ronda volvió a ganar, a Korchnoi, aunque tras estar perdido.

Este es el resumen de Short: “hablando francamente, fue una partida espantosa, pero también muestra la tenacidad que es necesaria para mantener y ocasionalmente hasta ganar, posiciones muy malas”. Korchnoi colapsó en el apuro de tiempo.

En las tres siguientes rondas venció a tres islandeses, a Jon Arnason, Margeir Petursson y Helgi Olafsson. Ahí llegó un momento crítico, con 5 puntos sobre 5 se enfrentó a Jan Timman, que lo seguía a un punto. Esta es la partida que comentamos.

Tras su victoria, a falta de cinco rondas, Short le sacaba dos puntos de ventaja a sus perseguidores, Viktor Korchnoi, Jan Timman y Lajos Portisch.

Un momento de debilidad

Lajos Portisch

Nigel Short

Reikiavik (7), 26.02.1987

Los dos puntos de ventaja se mantuvieron tras la ronda 7, en la que Short entabló con Portisch, que se acordó en esta posición, a propuesta de Short.

Short fue muy autocrítico con este empate, lo ofreció él, tras jugar 21…Cf7, y fue aceptado, “pero está claro que la posición, aunque estuviese igualada, estaba lejos de estar muerta. Entonces, ¿por qué un joven jugador, con muchísima energía, en el mejor estado de su vida, y un asombroso 6/6 contra uno de los mejores jugadores del mundo, abandona la lucha prematuramente? Para eso no hay buena respuesta”.

“La verdad es que estaba ganando el torneo tan fácilmente que me permití ser holgazán. Las tablas me ponían una ronda más cerca de la victoria. Pero una vez que comienzas a contar puntos, en vez de jugar al ajedrez, estás en un problema grave. El espíritu de lucha, una vez perdido, no es fácil de recuperar”.

Short dijo que hasta entonces estaba jugando un gran ajedrez, que debió seguir jugando, ni siquiera perder hubiera sido grave, “Pero si cometes un crimen contra el juego del ajedrez, como hice aquí, los dioses tienen una forma de castigarte, como pronto lo descubrí”.

Las rondas finales

En la octava ronda sorpresivamente, Short cayó ante el islandés Johann Hjartarson, Timman le ganó a Portisch y se acercó a un punto.

Short empató ante Polugaevsky en la siguiente ronda, tras estar en posición difícil, “Un escape, pero en general fue una actuación floja, en la cual estuve cerca de anotarme una segunda derrota”. Short mantuvo su punto de ventaja, ahora sobre Timman y Tal.

Short terminó con dos rápidos empates, ante Tal y Agdestein, finalizó con 8 puntos, le siguieron Jan Timman y Mikhail Tal con 7 puntos, el 4º y 5º lugar fue compartido por Viktor Korchnoi y Lajos Portisch, con 6½ puntos, 6º fue Lev Polugaevsky con 6, etc.

Un pronóstico de Stean

Short recordó que poco después de finalizado el torneo, su amigo Michael Stean le dijo que nunca más iba a comenzar un torneo de primer nivel tan bien, “No se lo dije entonces, pero me sentí algo ofendido por su comentario. Como un saltador que acaba de romper un récord mundial siempre cree que todavía tiene algunos centímetros más por saltar, no vi que no pudiera hacer algo al menos igual de bien en el futuro. Desafortunadamente él tuvo razón, – nunca lo repetí. Cuando estás volando alto, no apagues el motor”.

La magia de Tal

La partida más espectacular del torneo fue una de Mikhail Tal. Fue “una obra maestra a la vieja usanza en el arte de sacrificar”, como comentó Timman.

Hablamos de ella en la nota 335 del 9 de noviembre de 2010; recordemos su desenlace.

Mikhail Tal

Johann Hjartarson

Reikiavik (2), 20.02.1987

Aquí puede verse su finalización:

https://share.chessbase.com/SharedGames/share/?p=uiHaA7Lh16SQKfF/uAPtcvZZs/Cl2nbvf4ss7HcYELB+TaZuQvODpRaCfPSCyIhk

Islandia

El ajedrez fue siempre muy popular en Islandia, un pequeño país de, actualmente, poco más de 387.000 habitantes; Mikhail Tal, Lajos Portisch, Lev Polugaevsky y Viktor Korchnoi, entre otros, habían jugado en Islandia antes de que se hablara de Reikiavik en todo el mundo a raíz del match Spassky vs. Fischer de 1972.

A la popularidad del ajedrez también influyó que el islandés Fridrik Olafsson se convirtiera en Candidato al título mundial en 1959 y más adelante, en 1978, presidente de la FIDE.

Islandia ha tenido otro Candidato, Johann Hjartarson, en 1988, que eliminó a Viktor Korchnoi y cayó ante Anatoly Karpov. Hjartarson abandonó el ajedrez en 1990, es abogado, desde 1998 es el consejero general y secretario de la compañía biotecnológica deCODE genetics, una subsidiaria de la compañía norteamericana Amgen.

Islandia es un país admirable, no solo por el ajedrez. Tras el colapso bancario de 2008, de modo opuesto a muchos países (todos, o casi todos), el pueblo islandés se echó a la calle en 2009, negándose a rescatar a la banca pagando sus deudas con dinero público.

Islandia persiguió judicialmente a los banqueros y políticos responsables, ignoraron las amenazas de los mercados, redactaron una nueva constitución, y, hasta consiguieron negociar con el FMI una salida adaptada a sus propios planteamientos.

En 2015 Islandia ya había condenado a 26 banqueros, entre todos los condenados sumaban 74 años de prisión, algunos de ellos vendieron sus acciones el día anterior al colapso.

En los años del torneo de 1987, “la xenofobia era todavía una emoción extraña para los islandeses”, la cerveza no tenía más de 1.8% de alcohol, era extremadamente cara, además entonces no había televisión un día a la semana.

Islandia fue el segundo país que tuvo una presidenta electa, Vigdís Finnbogadóttir (Reikiavik, Islandia, 15 de abril de 1930) fue la cuarta presidenta de Islandia en el periodo entre 1980 y 1996, fue reelegida en 1984, 1988 y 1992.

Islandia se situó en 2023, por decimocuarto año consecutivo, en el país con mayor igualdad de género del mundo, con una puntuación de 0,912 (1 es la igualdad plena), no obstante, en 1975 alrededor del 90% de la fuerza laboral femenina de Islandia se declaró en huelga, para resaltar la importancia de las mujeres para la economía; la huelga llevó al parlamento de Islandia a aprobar una ley de igualdad salarial al año siguiente.

En octubre de 2023 decenas de miles de mujeres de Islandia, incluida la primera ministra Katrín Jakobsdóttir, volvieron a hacer huelga, en protesta por la brecha salarial de género y la violencia de género en el país, aunque allí sea menor que en muchísimos países.

Veamos la sexta victoria consecutiva de Short en Reikiavik 1987.

GM Zenón Franco Ocampos

Ponteareas, 20 de diciembre de 2023

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...