Adam Peaty debe conformarse con la medalla de bronce

Redacción deportes, 12 feb (EFE).- El británico Adam Peaty, el gran dominador de la braza mundial en la última década, tuvo que conformarse con la medalla de bronce en su retorno a la gran competición internacional, tras concluir este lunes tercero en la final de los 100 braza de los Mundiales de Doha.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/3IJZ3QIUVJGC5BIWUT6Q526X6U.jpg

Cargando...

Una posición desconocida hasta ahora para el nadador inglés que sólo sabía lo que era subir al primer escalón del podio en sus tres participaciones mundialistas previas, tras colgarse el oro en los Mundiales de Kazán 2015, Budapest 2017 y Gwangju 2019.

El último Mundial que disputó Peaty, doble campeón olímpico de la distancia, que si en 2022 no participó en los Mundiales de Budapest por una fractura en un pie, el pasado año renunció a participar en los Mundiales de Fukuoka por problemas de salud mental.

"Estoy cansado. No soy yo mismo y no disfruto del deporte como lo he hecho durante la última década", señaló Peaty al anunciar su renuncia a los pasados Campeonatos del Mundo.

Un panorama que parece haber cambiado radicalmente este curso, en el que Peaty, quizá motivado por los logros del chino Haiyang Qin, que el pasado verano hizo historia al lograr en Fukuoka la medalla de oro en los 50, 100 y 200 braza, parece haber recuperado la ilusión por competir.

Pero si Adam Peaty,de 29 años, vuelve a ser competitivo mentalmente, a nivel físico todavía le falta algo para volver a ser el nadador que dominó con puño de hierro los 100 braza, como atestigua el hecho de que el británico posea diecisiete, incluido el récord mundial, de la veinte mejores marcas de todos los tiempos en la distancia.

Tal y como quedó claro este lunes en una final de los 100 braza en la que Peaty firmó medio segundo más que el crono -58.60- que logró el domingo en las semifinales y que permitió al británico acceder a la lucha por los metales con la mejor marca de todos los participantes.

Una circunstancia que no desaprovecharon ni el estadounidense Nic Fink, que se colgó la medalla de oro con un crono de 58.57 segundos, ni el italiano Nicolo Martinenghi, plata con 58.84, para superar a Peaty, que fue tercero con un registro de 59.10 segundos.

Y es que el británico que arrancó los segundos 50 metros de la prueba en segunda posición a tan sólo 10 centésimas de Fink, sufrió lo indecible en el último largo en el que Peaty firmó el segundo peor registro de todos los finalistas con un tiempo de 32.02 segundos.

Algo que el británico tendrá que corregir el próximo verano si quiere lograr su tercer título consecutivo de campeón olímpico en París, donde Adam Peaty además de con Nic Fink y Nicolo Martinenghi tendrá que competir también con el chino Haiyang Qin, ausente en los Mundiales de Doha.

KOHLER, PRIMER ORO FEMENINO PARA ALEMANIA EN 15 AÑOS

Cita olímpica en la que también tratará de brillar Angelina Kohler, que quince años después hizo volver a sonar el himno alemán en una prueba femenina de un Mundial, tras colgarse el oro en la final de los 100 mariposa.

Desde el año 2009, cuando Britta Steffen logró el triunfo en los 50 y 100 libre en los Mundiales de Roma, ninguna nadadora alemana había logrado subir a lo más alto del podio en una cita mundialista.

Una larga espera a la que puso fin este lunes en la capital catarí Angelina Kohler, de 23 años, tras imponerse en la final de los 100 mariposa con un crono de 56.28 segundos.

Treinta y tres centésimas menos que la estadounidense Claire Curzan, plata con un registro de 56.61, y la sueca Louise Hansson, que se colgó la medalla de bronce con una marca de 56.94 segundos.

EL PORTUGUÉS MATOS SIGUE SU PROGRESIÓN Y SE CUELGA EL ORO

Por su parte, el joven nadador portugués Diogo Matos, de 19 años, subió un escalón en el podido con relación a los pasados Mundiales de Fukuoka, en los que el luso fue plata, y se coronó nuevo campeón del mundo de los 50 mariposa.

Matos, que firmó un crono de 22.97 segundos, aventajó en 10 centésimas al gran favorito, el estadounidense Michael Andrew, que tuvo que conformarse con la medalla de plata con un tiempo de 23.07.

Completó el podio el australiano Cameron McEvoy, que logró el bronce con un registro de 23.08 segudos.

LA ESTADOUNIDENSE DOUGLASS REVALIDA EL TÍTULO EN LOS 200 ESTILOS

Quien no dio pie a la sorpresa fue la estadounidense Kate Douglass que revalidó el título de campeona del mundo de los 200 estilos que logró el pasado año en Fukuoka, tras imponerse este lunes en la final con un tiempo de 2:07.05 minutos.

Douglass, la única que nadó en 2:07, hizo valer su fortaleza en el tramo final de nado libre para derrota con claridad a la canadiense Sydney Pickrem, plata con un crono de 2:08.56, y la china Yiting Yu, que repitió el bronce que logró en el último Mundial con un registro de 2:09.01 minutos.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...