Ajedrez por Zenón Franco: Torneos Memorables (13), 41º Campeonato de la URSS, Moscú 1973

La pérdida del título mundial en 1972 de Boris Spassky ante Robert Fischer fue traumática para la URSS, y también tuvo efectos negativos para el principal “culpable”.

Korchnoi vs Spassky, Ronda 15. Mira Karpov. En la mesa adyacente Taimanov juega con Geller (foto via dgriffinchess.wordchess).
Korchnoi vs Spassky, Ronda 15. Mira Karpov. En la mesa adyacente Taimanov juega con Geller (foto vía dgriffinchess.wordchess).Foto Gentileza

Cargando...

Cuenta Timman que, posteriormente, a Spassky le incomodaba hablar de ese match, en el que desobedeció la orden de las autoridades soviéticas de abandonar Reikiavik tras la no presencia de Fischer en la segunda partida.

Esa desobediencia le hizo perder su posibilidad de jugar torneos fuera de la URSS, “Si eres derrotado necesitas una revancha y yo estaba ansioso por obtener esa revancha y también tenía la fuerza, pero me bloquearon por nueve meses… si un ajedrecista profesional no es enviado al extranjero no puede hacer nada. Hubiera tenido que cambiar de profesión”, comentó Spassky a New in Chess y tuvo que luchar contra el Comité de Deportes Soviético. “No me convertí en un disidente intencionadamente”, y pasó por un período depresivo que duró casi un año.

Tras finalizar el match con Fischer, Spassky solo pudo jugar dentro de la URSS en los nueve meses siguientes, igualmente se esforzó al máximo para obtener la revancha.

Trabajaba siete horas al día, lo que entonces era muy inusual, le aburría estudiar aperturas, prefería analizar posiciones de medio juego, pero como esto tenía menos efecto práctico inmediato, debió “hacer de tripas corazón”.

Los frutos de esa ansia de revancha y de esa concentración en el estudio tardaron un poco en llegar, aunque, cuando llegaron, fue de una forma deslumbrante.

Lento camino al nivel máximo

El primer torneo en el que jugó fue el de Tallin, Estonia, en febrero de 1973, allí venció Mikhail Tal, que venía de triunfar en Wijk aan Zee y conseguía su cuarto primer puesto consecutivo, con 12 puntos sobre 15, seguido de Polugaevsky con 10½, mientras que Spassky compartió el lugar 3º/6º con Balashov, Bronstein y Keres.

Luego, en abril, hizo 1½ sobre 4 en un match-torneo en Moscú. Perdió con Karpov.

El primer torneo de Spassky en Occidente tras el match de Reikiavik fue en Dortmund, del 13 de mayo al 2 de junio de 1973. Su actuación despertó mucho interés, hubo 4.500 espectadores, y asistieron varios periodistas de EE.UU.

Spassky terminó 1º/3º con Andersson y Hecht, perdió con el berlinés Hecht, a cambio obtuvo cinco victorias, algunas espectaculares: fue un éxito modesto, pero fue un éxito.

Siguió luego el V Campeonato de Europa por Equipos, que se celebró en Bath, Reino Unido, del 6 al 13 de julio. La ciudad, situada a 156 km de Londres, celebraba el milenio de la coronación del primer rey de Inglaterra, Edgar el Pacífico, en 973.

Spassky ocupó el primer tablero de la URSS, que, con cuatro excampeones del mundo, Smyslov, Tal, Petrosian y Spassky, junto a un futuro campeón mundial, Karpov, ganó con facilidad, venciendo en todos sus encuentros.

Spassky fue el mejor primer tablero, con 5 puntos sobre 7, junto con Gligoric.

Ese mismo julio jugó en Ámsterdam, su actuación fue más modesta, salió 4º con 9 puntos sobre 15, tras Petrosian y Planinc (10) y Kavalek (9½).

Siguió luego, en septiembre, el Memorial Chigorin, en Sochi, donde Spassky salió 2º con 10 puntos sobre 15, tras Tal (11).

En Sochi, Timman se percató de que “en todo caso estaba claro que la alegría de vivir había retornado a Spassky; no lo había pasado bien tras su derrota en Reikiavik. Ahora parecía gozar plenamente de la vida nuevamente”.

El Campeonato de la URSS más fuerte de la historia

Spassky seguía entre los cuatro primeros de la lista Elo, no se descartaba su triunfo, pero no era el principal favorito para imponerse en 41º Campeonato de la URSS de 1973; Karpov y Tal eran el 2 y 3 de la lista Elo, tras Fischer.

Fue el Campeonato Soviético más fuerte de la historia hasta ese momento, posteriormente solo el de 1988, con Kasparov y Karpov, puede discutirle ese título.

El mejorado factor anímico seguramente influyó, unido a la intensa preparación de esos meses. En todo caso, el 10º campeón mundial se coronó campeón soviético por segunda vez, en uno de los triunfos más importantes de su carrera, jugando partidas brillantes.

Se jugó del 2 al 26 de octubre de 1973, con 18 participantes. Tomaron parte cuatro excampeones del mundo (Spassky, Petrosian, Tal y Smyslov) y un futuro campeón mundial, Karpov, además había al menos seis candidatos al título mundial.

Hagamos un breve repaso del campeonato. Spassky comenzó con 3 puntos sobre 4, y compartía la primera colocación con Karpov y Polugaevsky. En la cuarta ronda venció a Tukmakov, es la partida que recordamos hoy.

No hubo cambios en el liderazgo tras la 5ª ronda, en la que Spassky tuvo que superar algunas dificultades ante el colíder Polugaevsky.

Karpov pasó a ocupar el primer lugar en solitario en la 6ª ronda, tras su victoria contra Korchnoi, en la que Spassky empató con Keres.

El duelo estelar de la 7ª jornada fue Karpov vs. Spassky. La sede del torneo, que tenía capacidad para más de 1.000 espectadores, estaba repleta.

Karpov logró ventaja, aunque Spassky superó sus dificultades con un sacrificio de pieza y se llegó a un final con tres peones por un caballo. En opinión de Bondarevsky, Spassky pudo aspirar a la victoria, hasta Karpov admitió que las negras tenían clara ventaja, pero cerca de la jugada 60 Spassky ofreció tablas, que fueron aceptadas.

En la octava ronda Spassky tomó el primer lugar en solitario, venció con un ataque espectacular a Rashkovsky, mientras que Karpov caía derrotado por Petrosian.

Recuerdo que, en esa época se disputaban torneos sabatinos de blitz en el desaparecido Salón Capablanca de Buenos Aires. La información más actualizada venía a través de la revista semanal soviética 64.

No recuerdo por quién hinchaba yo en ese torneo, quizás por ninguno, porque tal vez solo era hincha de Fischer, en cambio cuando la noticia del triunfo de Petrosian sobre Karpov llegó a los más veteranos de las reuniones, su alegría fue palpable.

“¡Cuántos de estos sacrificios hizo en su carrera!”.

Esa frase es de Kasparov, referida a las entregas de Spassky en la Defensa Siciliana.

Boris Spassky - Nukhim Rashkovsky

Campeonato de la URSS, Moscú (8), 12.10.1973

Veamos cómo concretó Spassky una de esas entregas en e6:

https://share.chessbase.com/SharedGames/share/?p=pi/qX2oGFgeSds17HJaXVdeSXdmXd6tKOS6Qy2Rm/0M6Q0Iu+Hwulno6ZUWqWAa/

Fue un ataque espectacular, con complicaciones imposibles de calcular con exactitud en el tablero y un desgaste de energía brutal. Según el libro del torneo, cuando ambos contendientes terminaron la partida y bajaron del escenario, “quien no hubiera estado interiorizado, no habría sabido determinar quién había ganado y quién perdido, de tan cansados que estaban ambos”.

En la fase de la 8ª a la 13ª ronda Spassky tomó decididamente el primer lugar, al lograr cinco victorias por una derrota.

Spassky tenía 6½ puntos sobre 9, seguido de los vencedores del Interzonal de Leningrado, Karpov y Korchnoi, con 6. Entonces, en la 10ª ronda, Spassky sufrió su única derrota, ante Savon, por lo que fue alcanzado por Karpov y Korchnoi.

Spassky volvió a ganar en la 11ª ronda, con negras a Taimanov, y a Sveshnikov en la 12ª, con un instructivo motivo táctico contra la defensa que lleva el nombre de su rival, con lo que volvió a colocarse puntero sin compañía.

Una nueva victoria, con negras ante Beliavsky en la 13ª ronda, le hizo ampliar su ventaja, Spassky tenía 9½ puntos, era seguido por Korchnoi con 8½ y luego Karpov, Polugaevsky y Kuzmin con 8.

Spassky empató las cuatro últimas partidas, sus 11½ puntos sobre 17, le hicieron ganar con un punto de ventaja sobre Karpov, Petrosian, Polugaevsky, Korchnoi y Kuzmin.

Spassky solo pasó por momentos tensos en la 15ª ronda, ante Korchnoi, que en ese momento compartía el segundo lugar con Polugaevsky y Kuzmin, a un punto del líder.

Viktor Korchnoi

Boris Spassky

41º Campeonato de la URSS, Moscú (15), 23.10.1973

Aquí puede verse cómo terminó la partida:

https://share.chessbase.com/SharedGames/share/?p=1uYnajPYsbCy7zt+FoDpvBckJBsytOkwfBJlpuIDUwxQAZzRiOdOojKL7DPcMe+R

La evaluación de Spassky

En una entrevista tras el torneo, Spassky comentó: “El primer torneo tras el match [ante Fischer] fue muy difícil para mí, por lo que traté de reducir un poco la presión. Ahora bien, cuando me sentí más fuerte, empecé a poner más esfuerzo en mi juego... Me satisficieron algunas de mis partidas, donde hubo una lucha intensa, y no solo las que gané bien. Mire por ejemplo las últimas partidas, que fueron bastante tensas: con Korchnoi, Grigorian y Petrosian... Hacia la mitad del torneo sentí que, con toda probabilidad, las chances de mi victoria eran perceptibles”.

Ganar el Campeonato Soviético más fuerte de la historia requirió un inmenso desgaste de energía, como el mismo Spassky relata, y como se puede ver en las magníficas partidas que disputó. Según Korchnoi, ese triunfo dejó a Spassky con poca energía para el resto de su carrera. Este cronista le preguntó a Spassky muchos años después, qué opinaba de esa frase, y riendo, dijo que probablemente fuera cierto.

Veamos una de las partidas más espectaculares del torneo, con comentarios extractados de mi libro sobre Spassky.

GM Zenón Franco Ocampos

Asunción, 21 de febrero de 2024

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...