El atleta keniano Geoffrey Kamworor quiere "hacer maravillas" en el Maratón de Valencia

Pedro Alonso Kaptagat (Kenia), 15 may (EFE).- Con una moral de hierro pese a una reciente lesión, el atleta keniano Geoffrey Kamworor asegura a EFE que lucha para recuperarse con el fin de acudir a los Juegos Olímpicos de París y participar en el futuro en el Maratón de Valencia, donde cree que puede "hacer maravillas".

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/3IJZ3QIUVJGC5BIWUT6Q526X6U.jpg

Cargando...

Kamworor (Chepkorio, 1992) presenta un currículum notable que podría ser mejor si no le hubieran martirizado las lesiones, como la fractura de la tibia derecha sufrida en un accidente de tráfico en 2020 que también le provocó heridas en la cabeza y un talón.

Su repertorio de éxitos deportivos incluye haber sido campeón del mundo de medio maratón (2014, 2016, 2018) y de cross (2015,2017), así como ganador del Maratón de Nueva York (2017, 2019) y antiguo plusmarquista del medio maratón, entre otros logros.

El último golpe de mala suerte llegó hace unas semanas, cuando una irritación del flexor de la cadera le impidió correr en el Maratón de Londres el pasado 21 de abril.

"Abandonar el Maratón de Londres fue algo muy desafortunado. Fue realmente decepcionante para mí", confiesa Kamworor en una entrevista con EFE en el centro de entrenamiento de Kaptagat, donde convive con otros atletas en el valle del Rift (oeste de Kenia).

"A dos semanas de llegar a Londres, no pude volver a correr porque me dolía mucho la pierna y la lesión era insoportable", recuerda el fondista keniano, quien estaba "decidido a ganar" la prueba londinense, donde acabó segundo el año pasado.

Embutido en un chándal negro y sentado en una silla de plástico azul a la sombra de un árbol, el atleta guarda un grato recuerdo de su experiencia londinense en 2023, cuando una afición "increíble" le brindó un "apoyo maravilloso".

"No pierdo la esperanza. Estoy dispuesto nuevamente a ir a Londres y obtendré los mejores resultados", sentencia Kamworor, centrado en "recuperarse bien" para "empezar a entrenar otra vez".

El deportista alberga ilusión por participar en los Juegos Olímpicos de París en julio y agosto próximos, pero admite que "ahora todo parece muy confuso" por su proceso de recuperación, y "el tiempo pasa rápidamente".

El fondista soñaba con integrar el equipo maratoniano de Kenia para la Olimpiadas, pero esa selección ya se ha cerrado y su "única opción" sería "competir en los 10.000 metros", como ya hizo en los Juegos de Río de Janeiro 2016.

"Éste era mi año de esperanza de acudir nuevamente a los Juegos Olímpicos (...). Pero, de momento, llevo un mes sin entrenar. No estoy seguro", afirma con impotencia Kamworor. "Romper barreras" en Valencia

Con la vista puesta en el futuro, el atleta keniano desea volver a Valencia (España), ciudad en la que se proclamó campeón del Mundial de Medio Maratón en 2018, aunque ahora busca competir en el Maratón de Valencia.

"Me gustaría mucho -subraya- correr en Valencia. Corrí allí una vez. Así que Valencia es una gran carrera que requiere una gran preparación y una mente fuerte. Hay buen tiempo. Puedes hacer maravillas. Valencia es el mejor recorrido para romper barreras".

"La gente -prosigue- es asombrosa. El apoyo es maravilloso. Todo en Valencia es bonito (...). Iré allí pronto".

En el Maratón de Valencia ganó con una actuación espectacular en 2022 su compatriota Kelvin Kiptum, plusmarquista mundial de maratón, quien falleció a los 24 años el pasado febrero cerca de Kaptagat.

Kiptum, llamado a marcar una época en el atletismo por su juventud y como principal candidato a bajar de las dos horas en la mítica distancia, consideraba un "amigo" y un "modelo a seguir" a Kamworor, quien recibió la noticia de su deceso con "incredulidad".

"Creo -evoca- que fui la primera persona en llegar a la morgue para comprobar por mí mismo si era cierto. Me tomó algún tiempo creer que era verdad, que no fue un sueño".

"Fue una conmoción para nosotros, un gran golpe para el atletismo, para el mundo, para todos", agrega, visiblemente compungido.

En el centro de entrenamiento de Kaptagat, en una zona idílica de bosques de eucaliptos a más de dos mil metros de altitud, Kamworor alterna con otros campeones como Eliud Kipchoge, el llamado "rey del maratón" y a quien considera un ídolo.

"Personalmente -enfatiza-, ha sido mi modelo a seguir por lo que ha logrado y la longevidad de su carrera, la disciplina y lo que hace. Siempre es genial y un honor tenerlo cerca. Cuando lo quieres, cuando lo necesitas, siempre está disponible".

Preguntado si alguna vez se ha planteado poner fin a su carrera deportiva por las lesiones, el fondista responde con "un no grande" porque aún afronta las "primeras fases" de su vida profesional y las dolencias "desaparecerán".

Por si alguien duda, Geoffrey Kamworor avisa de que todavía puede "hacer grandes cosas antes de que termine el año".

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...