Festival ofreció una ecléctica noche musical a través del arpa

En su primera gala, la 11ª edición del Festival Mundial del Arpa ofreció una propuesta bien diversa, que transitó desde la música folclórica más tradicional, a la música clásica y propuestas más innovadoras.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/TZHSM3YKABHC5AS3IQ35CFNHJQ.jpg

Con un público de todas las edades que prácticamente llenó el Teatro Municipal “Ignacio A. Pane”, el festival abrió oficialmente el telón, luego de más de un año de silencio. El ministro de la Secretaría Nacional de Cultura, Rubén Capdevila, se comprometió a seguir brindando su apoyo al evento, que desde este año fue incluido en el presupuesto de la citada cartera estatal, mientras que el intendente de Asunción, Mario Ferreiro, prometió incluir en el plan del 2019 la construcción del monumento al arpa en la Costanera. 

El programa se desarrolló de forma ágil, siendo el arpista Marcelo Rojas junto al tecladista Sergio Cuquejo los encargados de romper el hielo. Acompañados de guitarra acústica, percusión, bajo y saxo, presentaron guaranias como “Mis noches sin ti”, con aires de jazz pero manteniendo la esencia del género creado por José Asunción Flores. Rojas también presentó al público su composición “Arpa rumbera”, que fue recibida con aplausos. 

Acompañada de guitarra y violín, la peruana Ayfa de la Cruz Nieto con su arpa andina interpretó temas tradicionales como “El cóndor pasa”, “Valicha” y “Sonqollay”, esta última cantada en quechua. Pese a tener que cambiar una de sus cuerdas en escena, la artista cerró su presentación deslumbrando al público con la “Danza de las Tijeras”, cargando e interpretando su arpa con las patas hacia arriba. 

PUBLICIDAD

El turno de la polca kyre’y llegó con Papi Rotela y su grupo Los del Guairá. El conjunto cautivó a los presentes con “El arriero”, “Malvita” y “Florecita maravillosa”, mientras Rotela sacaba los sonidos a su arpa luciendo unos anillos con luces de colores. 

El trío Artemisia, conformado por la arpista italiana Alessandra Magrini, la violista española Inés López Bisquert y la flautista y percusionista colombiana Tania Castro ofreció una atractiva propuesta de música clásica con arreglos propios, invitando al público a viajar por Italia, España y Sudamérica. Con obras de Vivaldi y Boccherini, en apariencia, el grupo pareciera ser eminentemente clásico, pero el cajón introduce a su propuesta un toque sonoro muy innovador que rompe con la solemnidad de las obras. 

Con una gran fuerza interpretativa, el arpista Elías Balbuena junto a Catalino Gill y su grupo volvieron a traer la polca paraguaya al escenario, haciendo vibrar a los presentes con su estilo jahe’o. “Kuarahy reike”, “Che yvotymime” y “Anichene la rosegui” formaron parte del repertorio del grupo, que tuvo que hacer un bis ante el entusiasmo de los presentes. 

Para el cierre, Francisco Giménez presentó composiciones propias basadas en la música de los afrodescendientes, acompañado en escena por bailarines del ballet Kamba Kua.

Cierre con una fiesta popular

El festival finalizará hoy con una fiesta popular en la Plaza de la Democracia (Oliva e Independencia Nacional) desde las 18:30. Estarán en escena la Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura, Jorge Cáceres (Cigarro Po’i), el francés Nikolaz Cadoret, Adrián Toledo & Guaraní Folk, Las Hermanas Díaz, el conjunto mexicano Caña Dulce y Caña Brava, Teófilo Colmán, Félix Duarte y su ensamble de arpas guaireñas, Marcelo Ojeda Quiñónez y Tito Acuña. El acceso será libre y gratuito. En caso de lluvia, el espectáculo se trasladará al Teatro Municipal “Ignacio A. Pane”.

malonso@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD