Gloria franjeada

Olimpia volvió a ganarle el clásico a Cerro Porteño y se acerca cada vez más al tricampeonato. En el primer tiempo, Alejandro Silva, apenas ingresado, abrió la cuenta. Igualó Haedo, de penal. En la segunda etapa, liquidaron Santa Cruz y Viudez.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/QSIQE2FCA5E3XIOT5ZBMJZWHNU.jpg

Si algo le faltaba a Olimpia para afirmar su cercanía a la conquista del tricampeonato, era ganarle el clásico a Cerro Porteño.

El Decano logró no solo superar a su rival de todos los tiempos e inmediato perseguidor en la tabla, sino que lo hizo de forma contundente, clavando tres clavos a la cruz que carga el Ciclón, que no puede hilar conquistas importantes en los últimos años.

En un Sábado de Gloria, Olimpia se empapó de ella. Otra vez, Daniel Garnero leyó mejor el partido que su colega Fernando Jubero. El juvenil Quintana tuvo 20 minutos en la cancha, y luego fue cambiado por Alejandro Silva, una variante táctica preparada por el entrenador olimpista.

PUBLICIDAD

Ni bien ingresó Silva, abrió el marcador. Olivera presionó y ganó a Candia por la izquierda. Mendieta tomó el balón y lo sirvió para Silva, cuyo remate se desvió levemente en un defensor, para vencer a Rodrigo Muñoz.

Cerro tuvo rápidamente el empate, de tiro penal, por infracción de Leguizamón contra Carrizo, que Nelson Haedo convirtió.

En filas de Cerro hubo varios puntos flojos, como Candia y Marcos Cáceres; Arzamendia, que no sube su rendimiento; arriba, poco de Haedo y Larrivey, sin olvidar que Olimpia ganó el mediosector.

PUBLICIDAD

No obstante, era parejo el segundo tiempo, hasta el gol encontrado por Santa Cruz, junto al poste derecho tras remate de Silva que dio en el caño. Después, Viudez le puso el moño con un soberbio gol de “tijera” tras el centro de Silva.

spena@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD