Ivanchuk vs. Kasparov, 1990

Con la desintegración de la URSS muchos conflictos étnicos y territoriales salieron a la luz. Uno fue la Guerra de Nagorno Karabaj, relativa a un pequeño territorio con mayoría armenia dentro de Azerbaiyán.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/QUXQWTC4AZF4JDEJZKD2XLCFME.jpg

Cargando...

En 1991 se realizó un referéndum y en 1992 la región se declaró como república independiente. Los combates se iniciaron tras la decisión de la región de unirse con Armenia el 20 de febrero de 1988 y llegaron hasta 1994.

En enero de 1990, el conflicto llegó a Bakú, donde había nacido y vivía Kasparov con su familia. Al ser armenios su vida corría peligro.

“Después del escape” encabeza Kasparov en Garry Kasparov on Garry Kasparov.Part 2 el capítulo que comienza en enero de 1990, relata la cinematográfica huida de su ciudad natal, él y un grupo de 60 personas fueron evacuados en un avión enviado desde Moscú el 17 de enero de 1990. Esa ruptura con su tierra natal fue irreversible.

“Extrañamente, un mes después de la tragedia de enero, hice un buen debut en el importante torneo de Linares, a pesar de no tener la fuerza ni el tiempo para prepararme con seriedad para este popular súper torneo”, señaló Kasparov.

El VIII torneo de Linares se jugó del 17 de febrero al 4 de marzo de 1990. En él, Kasparov encontró nuevos retos. En primer lugar era el único torneo “grande” en el que todavía no había participado, allí también podía enfrentarse a Vassily Ivanchuk, Boris Gelfand y Valery Salov, la nueva generación. Kasparov creía que entre ellos iba a estar su rival por el título en un futuro cercano y además el reto era exigente, su expectativa era de 8 puntos sobre 11.

Karpov no participó. En marzo venció a Timman en la final de los matches de Candidatos y se convirtió en el retador de Kasparov.

En la primera ronda Kasparov se enfrentó a Gelfand, que en diciembre de 1989 había vencido en el torneo de la GMA de Palma de Mallorca clasificatorio para la 2º Copa del Mundo. Se jugó una de las variantes principales de la India del Rey y tras una vibrante lucha de 45 jugadas terminó en tablas.

Esa partida fue posteriormente elegida como “La más brillante del torneo”. El poco práctico premio era una escultura de 50 kilos. Tras tirar una moneda al aire el “afortunado ganador” del sorteo fue Kasparov.

En la 2ª ronda Kasparov venció a Short, los dos jugaron sin precisión, pues “ambos estábamos simplemente entrando en forma”. El juego de Kasparov sí mostró estar en la buena senda en la victoria ante Portisch en la 3ª jornada.

Boris Spassky llegó a la 4ª ronda ataviado de etiqueta, porque “¡Un encuentro con el campeón mundial es una ocasión festiva para cualquier Gran Maestro!”, comentó.

Kasparov logró ventaja en la apertura y remató con bonitos golpes para lograr su segunda victoria sobre Spassky y nivelar el score entre ambos que quedó en +2-2=4.

Con 3½ puntos sobre 4 parecía que Kasparov ya estaba tomando el liderazgo con ritmo acelerado, pero no era así, un representante de la nueva generación, Gelfand, tenía los mismos puntos.

En la 5ª ronda Kasparov venció con su efectiva India del Rey a Yusupov, pero Gelfand no le perdía pisada, al derrotar a Boris Gulko. Antes había vencido a Salov, Beliavsky e Illescas.

La fatiga apareció en la 6ª ronda, donde Gelfand parecía que iba a apoderarse de la punta en solitario, tenía posición ganadora ante Short mientras que Kasparov no pudo pasar del empate ante Ljubojevic, pero Gelfand echó a perder la ventaja y hasta perdió.

Kasparov aumentó su ventaja en la 7ª ronda al vencer a Ivanchuk con negras en una aguda línea de la Variante Najdorf. “Ivanchuk, como Gelfand en la 1ª ronda, jugaron decididamente a ganar ante mí, ¡los líderes de la nueva generación no temblaron ante el campeón del mundo!”, comentó Kasparov y se mostró satisfecho por haber luchado con tanta intensidad y resuelto los problemas planteados.

Kasparov tenía 6 puntos sobre 7, seguido de Gelfand con 5. En la 8ª ronda debía enfrentarse con otro maestro con el que tenía “score” desfavorable, Gulko, (+2-0=1), Kasparov arriesgó, sacrificó dos peones, pero cosechó su tercera derrota ante Gulko, lo que permitió a Gelfand alcanzarlo tras derrotar a Spassky.

En las dos rondas siguientes la igualdad se mantuvo, Kasparov no pudo imponer dos finales favorables ante Salov y Beliavsky, mientras que Gelfand cayó ante Yusupov y venció a Ljubojevic.

En la última ronda Gelfand jugaba con negras ante Ivanchuk, fue tablas luego de tres horas y media. En teoría el campeón mundial tenía un rival menos peligroso, el representante local Miguel Illescas, pero no fue sencillo, fue una dura lucha, Kasparov quedó inferior en el medio juego, se recuperó y terminó ganando tras 6 horas de juego, y llevándose el jeep Suzuki fabricado en Linares, un premio añadido a lo económico.

Ivanchuk consideró justa la victoria de Kasparov, destacó su espléndida preparación en las aperturas “y también su deseo de luchar hasta el final”.

Las posiciones finales fueron:

1º Kasparov - 8 puntos; 2º Gelfand - 7½; 3º Salov - 7; 4º Ivanchuk - 6½; 5º Short - 6; 6º/7º Gulko y Yusupov - 5½; 8º Beliavsky - 5, etc.

En New in Chess se señaló que esa edición del torneo de Linares se recordaría por la tremenda lucha en todas las partidas y también por la irrupción de la nueva generación, lo que puede verse en la tabla precedente.

Veamos, basado en sus comentarios, el crucial triunfo de Kasparov ante Ivanchuk.

Vassily Ivanchuk – Gary Kasparov
Defensa Siciliana [B97], Linares (7), 25.02.1990
1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 a6 6.Ag5 e6 7.f4 Db6 8.Dd2 Dxb2 9.Tb1 Da3 10.f5 Cc6 11.fxe6 fxe6 12.Cxc6 bxc6 13.Ae2 Ae7 14.0–0 0–0 15.Tb3 Dc5+ 16.Ae3 [En la última partida magistral relevante con esta línea se jugó 16.Rh1 d5 17.e5 Cd7 18.Txf8+ Rxf8 19.Ae3 Da5 20.Ag4 , Ivanchuk - Grischuk, Dagomys 2010, “y aquí los analistas recomiendan 20...Dc7!? con chances para ambos bandos.”] 16...De5 17.Af4 Dc5+ 18.Rh1 Cg4! 19.h3 [La clave del salto anterior es que 19.Axg4 e5 recupera la pieza.] 19...e5 20.Ca4 Da7 21.Ac4+ Rh8 22.hxg4 exf4 23.Cb6 [“Todas estas jugadas muy conocidas fueron realizadas muy rápidamente“] 23...d5! [En la jugada 23 llega la novedad. “Esta partida muestra la dirección en que se está moviendo el pensamiento ajedrecístico. En la quietud del estudio de un jugador se analizan interesantes líneas forzadas y se encuentran nuevas continuaciones incluso luego de la jugada 20“, comentó Gipslis hace casi 25 años; hoy se podría añadir que actualmente esa soledad va acompañada de computadoras. 23...Tb8 era lo usual.] 24.exd5 cxd5 [A partir de aquí ambos jugadores empezaron a pensar mucho “y en solo diez jugadas terminaron en un severo apuro de tiempo.”] 25.Axd5 Tb8 26.Cxc8 [26.Txf4? Txb6 27.Txf8+ Axf8 28.Df2 pierde por 28...Th6+.] 26...Tbxc8 [“La posición resultante objetivamente es cercana a las tablas, pero la presencia de las piezas pesadas y los alfiles de distinto color le imparten una tensión latente y agudeza. Una ´guerra de nervios[ comienza.”] 27.Th3!? [Kasparov remarca que el ansia de ganar de Ivanchuk se muestra en su deseo de atacar de inmediato.] 27...Db6! 28.Te1 [Kasparov señala que en partidas por correspondencia se jugó 28.Dd3 h6 29.c4 Tce8; y 28.c4 Ag5 29.Dc2 h6 con igualdad en ambos casos.] 28...Ag5 29.Te6 Dd8! [El final tras 29...Db1+?! 30.Rh2 Dxc2 (no 30...Db8? 31.Txh7+! ni 30...h6? 31.Thxh6+! y mate.) 31.Dxc2 Txc2 32.Ae4 es muy desagradable.] 30.c4!? Tb8?! [“Decidí activar la torre que estaba vigilando al peón de c4.” 30...f3?! no era adecuada por 31.Dd3 fxg2+ 32.Rxg2 Ah4 33.Tf3 Dg5 34.Dd4! “gracias a la energía de las piezas blancas sus chances son mejores, a pesar de la abierta posición de su rey.” “El inmediato bloqueo de la columna h habría mantenido la igualdad con facilidad“: 30...Ah4! 31.Dd3 (c2), (o 31.De2 Tb8) 31...Te8.] 31.Dd3 Ah4 32.Ae4 Dg5!? [“Con mi aguja a punto de caer, añadí gasolina al fuego, al evitar el cambio de damas y unas tablas probables tras 32...Dxd3 33.Axd3 g5.”] 33.Axh7 Tfd8 [No lo mejor desde el punto de vista práctico, indica Kasparov, con 33...f3! las blancas en fuerte apuro de tiempo hubieran tenido muy difícil encontrar la defensa correcta 34.Ae4!, “¡la única jugada salvadora!”, 34...f2 35.Df1 Dxg4 36.Rh2!, “¡otra vez la única jugada!”, 36...Tf4 37.Tg6! Dh5 38.Ad3, o 38.Te6 y tablas.] 34.Dc2 [La posición debería terminar en tablas pero el deseo de ganar de ambos y el apuro de tiempo traerá grandes emociones, el defecto práctico de esta jugada, como señala Kasparov, es que permite ...f3.] 34...f3! [“¡Mejor tarde que nunca!”] 35.Txf3? [Con 35.Af5! hubieran forzado las tablas 35...Tb2! (no 35...Td2? 36.Db3! fxg2+ 37.Rg1 ganando.) 36.Dxb2 Td1+ 37.Rh2 Df4+ 38.g3 Td2+ 39.Rh1! Td1+ y jaque perpetuo.] 35...Td2 36.De4 [“Era igualmente malo 36.Dg6 Td1+ 37.Rh2 Dc1! 38.Te8+ Txe8 39.Dxe8+ Rxh7 40.Dh5+ Dh6 por ejemplo: 41.Dxh6+ (41.Df5+ g6 42.Df7+ Dg7 43.De6 Dd4! 44.Df7+ Rh6, etc.) 41...Rxh6 42.Th3 Rg5 43.g3 Td2+ 44.Rg1 Rxg4! 45.Txh4+ Rxg3.] 36…Td1+ 37.Rh2

37…Te1? [“Este tentador cambio de torres, que lleva a la ganancia del alfil, resulta tener un fallo.” Ganaba 37...Dc1! obligando a 38.Te8+ que transpone al comentario anterior.] 38.Df5 Txe6 39.Dxe6 Rxh7 40.De4+ g6 41.Th3? [Sin saber que el control de tiempo se había cumplido, (en esa época se jugaba sin incrementos y se podía dejar de anotar en situaciones extremas), Ivanchuk omitió 41.Tf7+! y las negras deben aceptar las tablas: 41...Rg8! (No 41...Rh6? 42.Dd4 Tg8 43.g3! Dd8 44.Td7! Db8 45.Dd2+! Ag5 46.Dg2 Ah4 a causa de 47.g5+! Rxg5 48.Dd2+) 42.De6! Rh8 43.g3 Dh6 44.Rg2 Ag5 45.De5+ Rg8 46.Dd5 Rh8 47.De5+ y tablas.] 41...Rg7 42.Dd4+ Rg8 43.De4 [A 43.g3 sigue 43...Df6.] 43...Df6! Ivanchuk abandonó ante 44.Tf3 Dd6+ o 45.g3 (45.Rh3 Rg7! 46.c5 (46.Rxh4 g5+!) 46...Th8!) 45...Rg7 46.Td3 De7!
0–1

PROBLEMA Nº 509

Solución del Problema Nº 508
Blancas: Rh1, Dc6, Te1, Cc3, a2, b2, g2, h2 (8)
Negras: Rg7, Df4, Td7, Cf6, a5, f5, g6, h7 (8)

Juegan las Negras

El talentoso maestro argentino Roberto Debarnot cumplió 67 años la semana pasada (Buenos Aires, 5 de agosto de 1947). Retirado hace muchos años de la competencia, fue subcampeón argentino en 1973 y representó a Argentina en tres olimpiadas (1972, 1974 y 1980).

En la posición del problema gana con una jugada fulminante.

31...Cg4! Y ante 32.Dxd7+ Rh6 con mate inevitable, Cuasnicú abandonó; quien escribe fue testigo del curioso desenlace, mientras Cuasnicú pensaba, Debarnot, ¡se quedó dormido!, cuando Cuasnicú abandonó su mano quedó en el aire por unos instantes, esperando, hasta que Cuasnicú golpeó la mesa, entonces Debarnot se despertó y estrechó la mano tendida. 0–1

Cuasnicú, O (2.370) - Debarnot, R (2.375), Buenos Aires Club Argentino (5), 1972

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...