Kasparov vs. Karpov, 1988

Anand dijo que a diferencia de Kasparov, él no tiene un interés especial en su lugar en la historia, y es verdad, no podemos encontrar frases “históricas” de él, algo que sí vemos en Kasparov; no es mejor ni peor, es otra personalidad.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/E3VAWXK3VBFKLEUEC77M2Z7Z3I.jpg

Cargando...

Tras retener su título mundial en un desenlace dramático en Sevilla, Kasparov dijo, y lo repitió en su libro Garry Kasparov on Garry Kasparov. Part II : “Quiero jugar. Jugaré tanto como sea capaz. Estoy llegando a la edad donde estoy obligado a tratar y conseguir mi pleno potencial, a lograr en el juego lo máximo que pueda”.

Los deseos anunciados de Kasparov se postergaron desde diciembre de 1987 hasta mediados de mayo de 1988 en Ámsterdam, y pudo tardar más.

En contra del contrato firmado, dijo a Europe Echecs que no iba a jugar hasta junio, la advertencia de que iban a emprender acciones legales hizo que Kasparov acudiera a Ámsterdam para “destrozar la competencia”, según tituló New in Chess a su exhibición.

Fue un cuadrangular a cuatro vueltas contra Karpov y los holandeses Jan Timman y John van der Wiel; la elección de números fue original, tres semanas antes de la inauguración se les pidió que pronosticaran la cotización del dólar en coronas holandesas del 12 de mayo de 1988, el que más se acercó fue Timman (en el libro de Kasparov se dice que fue van der Wiel) que eligió el número 2, van der Wiel eligió el 4, y Karpov el 3, al menos acertado, Kasparov, le quedó el número 1.

En la inauguración Kasparov dijo que creía una buena señal tener el número 1 y que en contra de los rumores que decían que no iba a ir (sí, eso dijo el joven e “imaginativo” Kasparov), enfatizó que estaba feliz de jugar en Ámsterdam, eso sí fue verdad.

Kasparov, Karpov y Timman iban primeros empatados con 2 ½ puntos tras la 4ª ronda, en la 5ª ronda Kasparov venció a Karpov en una partida intensa, sacrificó equivocadamente material y quedó perdido; en posición compleja, Karpov pudo ganar “en una jugada”, pero el apuro de tiempo le hizo cometer errores, y perdió por tiempo en posición de tablas.

Tras esta encarnizada lucha, muy emotiva, donde la fortuna estuvo de su parte, Kasparov dio un impulso a su juego, y se hizo imparable.

En la tercera vuelta venció a van der Wiel y Timman e hizo tablas con Karpov, la 9ª ronda finalizó con esta clasificación: Kasparov 6½ puntos, Karpov 5, Timman 4, van der Wiel 2½.

Kasparov venció a van der Wiel en la 10ª ronda y su ventaja aumentó a dos puntos, ahí llegó la partida que recordamos hoy, el 127º encuentro entre “Las dos K”.

Kasparov dijo que para él era importante “obtener una victoria que no fuese ‘dudosa’ (como en la segunda vuelta), sino ‘limpia’, para mostrar a todo el mundo que también podía jugar de modo diferente”.

Esa capacidad de plantearse retos estando en todo lo alto fue clave en su permanencia como número 1 durante tanto tiempo.

En vez de lanzarse a un ataque feroz como en la 2ª vuelta, Kasparov jugó una partida posicional, se pareció mucho a la última partida del match de Sevilla, se llegó a una posición donde la estructura y el material era casi idéntico, es algo inédito a ese nivel.

En ese momento yo estaba jugando un torneo en Las Palmas, donde también participaba el GM ruso-estadounidense Dmitry Gurevich, amigo de Kasparov, Gurevich se comunicaba con Kasparov y me contaba las novedades del torneo; me sentía muy afortunado, y lo era, al tener esa valiosísima información, dado que no existía Internet y las noticias de ajedrez en los diarios era casi nula.

Sobre esta partida me contó asombrado que Kasparov le había dicho que la estructura “era igual a la de Sevilla”, y que Karpov cometió el mismo error (45…h5? en Sevilla y 51…h5? en Ámsterdam) con lo que la victoria pasó a ser tan sencilla “que hasta tú podrías ganarla”, le dijo, Gurevich en vez de sentirse ofendido, me lo contó riendo.

Las palabras de Nikitin describiendo el torneo empezaron a dar la razón a la frase de Kasparov del inicio de esta nota: “La victoria del campeón del mundo en Ámsterdam fue total e impresionante. Ganó los tres mini-matches, no perdió ninguna partida, ganó más partidas que todos los otros jugadores juntos, y ganó de lejos el premio para el jugador más agresivo. Garry está ahora en una forma óptima de juego, y preparándose de forma adecuada. Es evidente es que busca un juego interesante en cada partida, con un trabajo intenso en el tablero, como lo hacía Fischer. Garry es sobre todo un creador, un investigador; lo más importante para él es la riqueza del juego, lo cual (¡lo cree firmemente!) también asegura los puntos necesarios”.

Veamos esa partida entre “las dos K” basada en comentarios de Kasparov.

Garry Kasparov-Anatoly Karpov
Defensa Caro Kann, [B17], Ámsterdam (11), 4ª vuelta, 26.05.1988
1.e4 c6 2.d4 d5 3.Cd2 dxe4 4.Cxe4 Cd7 5.Cg5 Cgf6 6.Ad3 e6 7.C1f3 Ad6 [Tras 7...h6?! 8.Cxe6! la famosa partida Deep Blue - Kasparov m/6 Nueva York 1997 siguió 8...De7 9.0–0 fxe6 10.Ag6+ Rd8 11.Af4.] 8.0–0 h6 9.Ce4 Cxe4 10.Axe4 0–0 [El caballo permanece en d7 para apoyar ...c5 o ...e5.] 11.c3 e5 [Posteriormente Karpov eligió la satisfactoria 11...c5 12.Ac2 Dc7 13.Te1 Td8, Kamsky - Karpov, Tilburg 1991.] 12.Ac2 Te8 13.Te1 exd4 14.Txe8+ Dxe8 15.Dxd4 De7?! 16.Af4! [Kasparov había jugado posiciones similares contra Huebner y Deep Blue, buscando “el cambio de los alfiles de casillas negras, el desarrollo de la torre dama con ganancia de tiempo, y la aspiración de lograr la ventaja del alfil de casillas blancas contra el caballo con una estructura superior.”] 16...Axf4 17.Dxf4 Cf8 [17...Cf6?! es peor: 18.Te1 Ae6 19.Cd4, etc.] 18.Te1 Ae6 [“Pero no 18...Ce6? 19.De4 g6 20.h4!, por ejemplo: 20...Df6 21.h5 gxh5 22.Te3!”.] 19.Cd4 Td8?! [Era mejor Era mejor la recomendación de Karpov y Zaitsev 19...Te8! para responder a 20.Ab3 con 20...Dd8.] 20.h4! [“Esta no es una señal de ataque, sino un eslabón del plan estratégico. Las blancas quitan al oponente el acceso a la casilla g5 y así limitan más el movimiento de las piezas negras.”] 20...Dc5?! [Una pérdida de tiempo, era mejor 20...Dd6.]

21.Te3! [“Uno de mis métodos patentados: la torre amenaza unirse al ataque al rey a través de la tercera línea.”] 21...Dd6 22.Cxe6 fxe6? [Llegando a la misma estructura que la 24ª partida de Sevilla, “¡sin las torres sería idéntica!”. Ahora la posición es casi perdedora, Karpov confiaba en su caballo colocado en f8 para defenderse, “pero, ¿por qué crearse debilidades crónicas?” 22...Cxe6 23.De4 Cf8 era más resistente. Aunque Kasparov indica que tras 24.g3 las blancas estarían mejor.] 23.Dg4 Dd2 24.Ab3! Rh8 [Falla 24...Dxb2? por 25.Tg3! Db1+ 26.Rh2 Dh7 27.Ac2! Dh8 28.h5, prácticamente forzando 28...g5 29.hxg6 Dg7 (o 29...Td7 30.Df4) 30.Ab3, con ventaja decisiva.] 25.Te2 Dd6 26.g3 [La ventaja blanca es clara...”. Lo más importante es no apresurarse: esto es lo más terrible para el oponente, dado que las blancas pueden elegir entre varios planes.”] 26...a6 27.Rg2 [La apresurada 27.Axe6?! Cxe6 28.Txe6 Dd1+ 29.Dxd1 Txd1+ 30.Rg2 Td2 llevaría a un final tablas.] 27...Te8 28.Te3 Te7 29.Tf3 Td7 30.Dh5 De7 31.De5 Td8 32.a4 b5 [Kasparov comentó que esta discutible decisión era típica de Karpov, que no deseaba esperar pasivamente (neutraliza 33.a5) y buscaba contrajuego aún a costa de riesgos estratégicos, como la debilidad de a6 y c6.] 33.De4 Dc7 34.Tf4 c5 35.Df3 Dd6 36.axb5 axb5 37.Tf7 Tb8?! 38.Ta7? [“En el fragor de la batalla omití la contundente 38.Dg4! De5 39.f4 De4+ 40.Rf2 g6 (40...Cg6 41.Dxe6; o 40...Dh7 41.f5! exf5 42.Df4 etc. no ayudan.) 41.Df3 Dxf3+ 42.Rxf3, con un final ganador.”] 38...b4 39.Ac2 bxc3 40.bxc3 De5? [40...Td8! “era más resistente, con idea de ...Td7, y si 41.Ab3, ahora 41...De5 ...aparentemente, recordando Sevilla, no quiso iniciar el cambio de torres, y estando en ligero apuro de tiempo, con su última jugada simplemente centralizó su dama.”] 41.Tf7 Ch7 42.Dg4 [42.c4! era fuerte.] 42...Rg8 43.Te7? [“La forma correcta era 43.Ta7 Cf8 44.Df3 donde tras 44...c4 45.Df7+ Rh8 46.Dc7 cae el peón de c4, y si no, las blancas retornan al plan con c4.”] 43...Cf8 44.Df3 c4! [Buscando cambiar sus peones de c4 y e6 por el de c3 para llegar a un final tablas.] 45.Ae4 [“Las blancas obtuvieron un nuevo objetivo, el peón de c4, y me decidí por el cambio de torres, para ganar el peón con el alfil y obtener la ‘Estructura de Sevilla’ en su forma pura. Debe decirse que la analogía con la 24ª partida el match de 1987 claramente pesó en ambos jugadores.”] 45...Rh8 46.Ac6 Ch7 47.Df7 Cf8 48.Te8 [48.Ae8 Ch7 49.Dxe6 Dxc3 50.Tc7, o 50.Af7 las blancas habrían ganado el peón de c4, pero no la partida. Obsesionado con el Síndrome de Sevilla], creía que sin las torres la posición estaría ganada.”] 48...Txe8 49.Axe8 Ch7! [“Una fuerte jugada, el caballo se activa aun a costa de un peón.”] 50.Ad7 Cf6 51.Axe6 h5? [“También el ´Síndrome de Sevilla[: con el peón en h5 es inaceptable para las negras cambiar damas.” Era mejor 51...Rh7!] 52.Axc4 De4+ 53.Rh2 Rh7? [Más tenaz era 53...Df3 aunque tras 54.Df8+! Rh7 55.Dc5 Ce4 56.Ad5 Dxg3+! (toda la variante fue dada por Karpov al finalizar la partida) 57.fxg3 Cxc5 58.Af3! “un detalle importante al que Kasparov da gran importancia, el rey negro está relegado a un papel modesto” (Zaitsev) 58...Rh6 59.Rg2 g5 60.c4! (pero no 60.Rf2? Ca4 61.c4 Cb2 62.Ae2 Cxc4 63.Axc4 gxh4 y tablas (Kasparov).) 60...Rg6 (tras 60...gxh4 61.gxh4 o 60...Ca4 61.Rf1! “no es posible entregar el caballo por el peón c”) 61.Rf2 Ce6 62.Re3 Cg7 63.Ae4+ Rf6 64.Rd4 Ce6+ 65.Rd5 etc., las negras no pueden impedir la coronación del peón c.] 54.De6! Df3 55.De1 Cg4+ 56.Rg1 Dc6 57.Ad3+ g6 58.De7+ Rh6 59.Ae4 Db6 60.Df8+ Rh7 61.Df7+ Rh6 62.c4 Da6 63.c5
1–0

PROBLEMA Nº 493

Solución del Problema Nº 492
Blancas: Rg1, Tf1, Cd2, a3, b3, c4, e4, g3, h2 (9)
Negras: Re7, Th5, Ac8, a7, c7, c5, d4, g7, h7 (9)
Juegan las Negras
El 7º match por el Campeonato del Mundo terminó hace 107 años en Nueva York, Emanuel Lasker venció por 8 a 0 tras 15 partidas. Fue también una respuesta a Siegbert Tarrasch que en 1905 había ganado a Marshall por 8 a 1 y 8 tablas, y había dicho: “No tengo razones para considerar a nadie superior a mí en el mundo ajedrecístico. Es sin duda más difícil vencer al joven Marshall que al viejo Steinitz. Estoy listo para jugar un match contra Lasker bajo condiciones razonables, pero no lo desafiaré; eso es tarea de quien tiene menos prestigio y menos éxito”.

La posición dejada como problema es un final incluido por Richard Reti en su magnífica obra Los Grandes Maestros del Tablero, y por Kasparov en Mis Grandes Predecesores.

Las negras sacan provecho de que todas sus piezas son mejores que sus pares blancas, con especial influencia de la estructura de peones.

25...Th6! [“Como en la cuarta línea ya no tiene espacio la torre es llevada a la tercera línea” (Reti).] 26.h4 [A 26.b4 sigue 26...Ta6! 27.Tf3 (tras 27.bxc5 Txa3 28.Cf3 Ah3 las negras ganan.) 27...Ag4 28.Tb3 Ad1 29.Tb1 Ac2 30.Tc1 d3, etc. Contra 26.Ta1 Kasparov señala 26...a5 27.h4 Ag4 28.Tf1 Tb6 como bueno para las negras.] 26...Ta6! 27.Ta1 [A 27.a4 puede seguir 27...Ag4 28.Tf4 h5 29.Rf2 Tb6! (mejor que 29...Re6 30.Cf3) 30.Re1 a5 31.Rf2 Tb8 32.Re1 Re6, preparando ...d3 y ...Rd4 (Kasparov).] 27...Ag4! 28.Rf2 Re6 29.a4 Re5 30.Rg2 Tf6 31.Te1 d3 32.Tf1 Rd4 33.Txf6 gxf6 34.Rf2 c6 [“Las negras hacen jugadas para ganar tiempo porque las piezas blancas solo tienen jugadas obligadas” (Reti).] 35.a5 a6 [Zugzwang.] 36.Cb1 Rxe4 37.Re1 Ae2 38.Cd2+ Re3 39.Cb1 f5 40.Cd2 h5 41.Cb1 Rf3 42.Cc3 Rxg3 43.Ca4 f4 44.Cxc5 f3 45.Ce4+ Rf4 46.Cd6 c5 47.b4 cxb4 48.c5 b3 49.Cc4 Rg3 0–1
Marshall, F - Lasker, Em, Campeonato del Mundo Baltimore (1), 26.01.1907

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...