Los empates no dan para festejar

Sol de América y General Díaz prolongaron ayer en Villa Elisa con el 1-1 la agonía que significa no poder conseguir un triunfo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/VV7FJRBZ5BFGXPYDVGCI3QYC4Q.jpg

Como una especie de maldición. Sol echó a Gualberto Jara tras una victoria y luego se vino abajo, cambiando técnicos, con Mauricio Larriera, el interinato de Juan Ramírez y la actual conducción de Juan Manuel Battaglia. Las malas decisiones pasan factura, tarde o temprano.

Sumar dos puntos de los últimos 24 no es normal. Y conste que el elenco unicolor no juega mal, genera acciones claras de gol, pero no tiene finiquito y tampoco esa dosis de fortuna para salir adelante.

El “Águila” acumula seis juegos sin triunfos, aunque en comparación al rival está en la zona de clasificación a la Sudamericana. Le cuesta mantener el equilibrio, porque ayer se puso en ventaja en el segundo tiempo con gol de Bareiro tras asistencia de Ovelar, sufrió la expulsión de Lidio y, cuando tenía todo controlado, se le fue la victoria de las manos con un tiro esquinado de Blas Cáceres. Obviamente, los protagonistas se retiraron como si hubiesen perdido.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD