Reproches y empujones

Un curioso caso ocurrió entre jugadores de Capiatá al final del primer tiempo.

El equipo ganaba 1-0 y Óscar Ruiz se perdió una clara ocasión para aumentar en el minuto 45.

Esta situación al parecer afectó a algunos de sus compañeros y hubo reproches y hasta empujones en el campo antes de ingresar al vestuario.

Incluso, Tobías Vargas, muy nervioso, tiró con fuerza a la alambrada un envase de jugo que tenía en la mano.

PUBLICIDAD

El DT Mario Jacquet observó detenidamente por algunos minutos la acción desagradable de sus dirigidos en el terreno de juego.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD