Asimetría en Itaipú se refleja hasta en los manejos técnicos mínimos

Además de la “energía no garantizada” en Itaipú, superior a los 75.000 GWh, también debe dividirse en partes iguales entre las altas partes, según el borrador de los negociadores paraguayos. la suma de reserva de potencia y la potencia excedente.

“La suma de la ‘reserva de potencia’ y la ‘potencia excedente’, ambas gratuitas, será dividida en partes iguales, correspondiéndole a cada parte el 50%, debiendo pagarse tan solo royalties y resarcimiento por la energía generada por tales potencias (‘reserva de potencia’ y ‘potencia excedente). La entidad binacional determinará criterios y cantidades de ‘energía no garantizada’ que se asociarán a la ‘reserva de potencia’ y a la ‘potencia excedente’, se lee en el cuarto párrafo del borrador de la propuesta paraguaya en las negociaciones con Brasil, conducida para los Ministerios de Relaciones Exteriores, que comenzaron el jueves 11 del presente mes en el Edificio de Producción de la entidad binacional.

El material al que pudimos acceder especifica que Reserva de Potencia es la potencia operativa que Itaipú mantiene sin generar electricidad, “normalmente para mantener la frecuencia de los sistemas eléctricos”.

Se detalla que esa potencia fue calculada en 427 MW en los últimos años y que “el sistema eléctrico brasileño lleva 358 MW (84%) y el sistema eléctrico paraguayo 69 MW (16%)”.

PUBLICIDAD

“Existe, consiguientemente, una diferencia de (358 – 69 =) 289 MW, que debe ser compensado con la ‘potencia excedente”, añade el material.

En lo concerniente a la Potencia Excedente, los técnicos explican que es ” la potencia que se genera por encima de 700 MW de cada unidad generadora”.

Según las definiciones del Anexo C del Tratado de Itaipú, cuya vigencia vence el 13 de agosto de 2023, la potencia instalada de la central es “la suma de las potencias nominales de placa, expresadas en kW, de los alternadores instalados en la central eléctrica”. Según la Reversal N° 7 del 22 de abril de 1975, cada unidad contará con una potencia de 700 MW.

Añaden a continuación que “la energía asociada a la ‘reserva de potencia’ es la que genera esta reserva de potencia operativa cuando entra a operar (brevemente) para estabilizar la red en cuestión”. Asimismo subrayan que “la cantidad es, entonces, aleatoria y se conoce tan solo al final del período”.

Posteriormente, advierten en la nota técnica de referencia que “la energía asociada a la ‘potencia excedente’ se calcula, en principio, como un porcentaje de la ‘energía no garantizada’, proporcional a tal ‘potencia excedente’ y a la disponibilidad total de ‘energía no garantizada”.

La agenda de las negociaciones en curso incluye también, la energía binacional acumulada en el embalse del complejo.

Las negociaciones las hacen entre cuatro paredes

El jueves 11 de este mes, sorpresivamente, los representantes de nuestro país y del Brasil, con la conducción de las Cancillerías, se reunieron en el Edificio de Producción de Itaipú.

Llamó la atención que el encuentro fuera anunciado, inclusive en Asunción, a través de la Embajada Brasileña, en portugués, y que el entonces vicecanciller, Hugo Saguier, actual embajador del gobierno paraguayo en Brasilia, informara sobre la misma una semana después.

La agenda, según Brasil, incorpora el cronograma de contratación de potencia del 2019 al 2022, flexibilización del nivel del embalse del complejo, entre otros cuatro ítems.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD