Bachelet busca otorgar a las mujeres un rol de paridad en desarrollo social

SANTIAGO DE CHILE, 10 (ANSA). Michelle Bachelet, la primera presidenta electa en Chile, asumirá mañana (sábado) con el desafío de consolidar una transformación cultural que busca otorgar a las mujeres un rol de paridad en el desarrollo de la sociedad, como anunció durante su campaña.

Cuando mañana la médica pediatra socialista sea investida con la banda presidencial, se quebrará una de las barreras emblemáticas de género en una sociedad muy conservadora, en lo que se concibe como un potente mensaje de cambio, que apunta también a que no puede haber discriminación y exclusión, declaró la directora de la consultora Mori, Marta Lagos.

"El primer desafío va a ser que la paridad (de género) sea asumida por la sociedad chilena y no se limite a una decisión en el Gobierno", advirtió el sociólogo Carlos Hunneus, director de la Corporación Cerc. Hunneus comentó que "la propia presidenta ha abierto demasiadas expectativas, especialmente por la exigencia de la paridad de género. Yo creo que eso va a ser una presión enorme sobre la élite femenina".

De todos modos, el sociólogo se manifestó pesimista frente a ese cambio. "No estamos en condiciones, vamos a tener una diferencia entre el sector público, por un lado, y un sector privado -empresas, universidades, organismos no gubernamentales- sin asumir ese cambio. Yo lo veo muy complejo", expresó.

Pese a que lo había anunciado durante la campaña, Bachelet sorprendió en febrero al designar un gabinete con estricta paridad de ministros hombres y mujeres, y luego subsecretarios e intendentes regionales. El 8 de marzo ratificó que esa tónica se extenderá a toda la administración pública. El traspaso de mando que se realizará mañana en la sede del Congreso en Valparaíso, 140 kilómetros al oeste de Santiago, es considerado por Lagos "un cambio cultural de envergadura del cual los poderes fácticos, entre ellos los medios de comunicación, no quieren darse cuenta".

El presidente chileno Ricardo Lagos, a 24 horas de entregar el mando a la líder socialista Michelle Bachelet, recibió el saludo protocolar de autoridades extranjeras que llegaron a Chile para asistir a las ceremonias oficiales del cambio de Gobierno.

El primero en llegar al Palacio de La Moneda fue el presidente de Paraguay, Nicanor Duarte, para reunirse por 30 minutos con Lagos.

Duarte no formuló declaraciones al término de la cita con el Mandatario saliente, quien recibió después la visita de la primera ministra de Nueva Zelanda, Helen Clark, que tampoco formuló comentarios al salir de su reunión con Lagos (2000-2006).

Poco después del mediodía arribó a la sede de Gobierno el heredero de la corona española, el príncipe Felipe de Asturias, quien representará a España en las ceremonias del sábado, cuando Bachelet se convertirá en la primera mujer al frente de un gobierno en Chile.

Para Lagos, mañana se inicia "un gobierno cultural, y no de transformación estructural económica, que ya tuvo tres gobiernos y me parece suficiente", dijo en alusión a los mandatos de Patricio Aylwin (1990-1994), Eduardo Frei Ruiz Tagle (1994-2000) y Ricardo Lagos (2000-2006).

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD