Seis muertos en nuevo ataque de sicarios en Pedro Juan Caballero

Seis personas murieron ayer de madrugada en un nuevo ataque de sicarios, en Pedro Juan Caballero. Supuestamente, los verdaderos objetivos eran dos de los asesinados y las otras cuatro habrían sido víctimas colaterales.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/K6ICM6OWWVGGXMZUXZWNNQ2QKQ.jpg

PEDRO JUAN CABALLERO (Cándido Figueredo Ruiz, de nuestra redacción regional). El fulminante atentado se produjo en los primeros minutos de la madrugada de ayer en la fracción Amistad II del barrio Jardín Aurora.

Los sicarios usaron fusiles AK47 calibre 7.62 y M16 calibre 5.56, así como pistolas calibres 9 milímetros. Los matones actuaron desde un vehículo en movimiento, que sería una camioneta Hyundai Santa Fe blanca.

Las víctimas estaban sentadas tomando cerveza en la vereda.

PUBLICIDAD

Dos de los fallecidos fueron los hermanos y dueños de casa Sergio Diosnel Cabrera Benítez (20 años), quien acusó 10 balazos, y Liz Noelia Cabrera Benítez (16), quien sufrió cuatro impactos.

El primo de ellos, Diego Gustavo Bullón Cabrera (23), quien vivía al lado, murió de 11 balazos; en tanto que Alcides Alexis Ayala Otazú (26) recibió 10 tiros.

Pedro Valdez Sánchez (22) falleció a consecuencia de 14 heridas de arma de fuego y Luciano Melgarejo Medina (28) pereció a raíz de nueve disparos.

Un niño de un año y ocho meses, quien es hijo de la adolescente de 16 años, también salió herido al ser alcanzado por una bala que traspasó la pared. El menor de edad estaba durmiendo en su cama.

Los objetivos 

De acuerdo con los datos que maneja la Policía, los verdaderos objetivos de los sicarios eran Diego Gustavo Bullón Cabrera y Alcides Alexis Ayala Otazú, quienes registraban antecedentes por asalto y homicidio. Incluso, uno de ellos soportaba una orden de captura.

Si fuese así, los otros cuatro fallecidos habrían sido víctimas colaterales que nada tenían que ver en la guerra entre mafiosos.

Como no hubo testigos, porque todos los que estaban en el lugar murieron, tampoco hay una descripción de los matones. Tras la masacre, casi toda la fuerza operativa de la Policía en la región efectuó allanamientos y búsqueda de sospechosos.

Por ejemplo, resultaron allanadas algunas propiedades en las afueras de la ciudad y fue retenida una camioneta Toyota Fortuner blindada con sus tres ocupantes, identificados como Ariel Vargas, Gregorio Vargas y Osmar Cardozo. 

Sin embargo, hasta anoche no había pistas concretas sobre el caso.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD